Una de las mil y una noches: Coppedè.

La noche pasó rapidísima en un profundo sueño del que no quedaban rastros de imágenes aunque sí la sensación de haber estado muy lejos.

El aroma del café fue el que dio un poco de conciencia a sus movimientos.

Seguía sintiéndose con una sensación de tensión como la que lo había acompañado hasta el sueño la noche anterior. No era sólo cansancio. La necesidad de conciliar las múltiples facetas que le presentaba su vida y la vida que contemplaba. Sabía que toda persona tiene sus secretos pero no se podía reducir la comprensión de una persona a una vida secreta. Hay relaciones que son difíciles de explicar e intenciones oscuras pero no se pueden reducir a tramas
y subterfugios exotéricos que condicionan toda la vida. Ver en todo un misterioso lado deja en penumbra el verdadero misterio de los claroscuros de la vida. Y Roma era sombras y luz en todo momento.

Visita guiada barrio Coppede
Villino delle Fate en el barrio de Coppedè

Decidiendo

-¿Qué tal has dormido?
-Muy bien, gracias. Donde vamos hoy.
-La verdad es que no lo sé. Estaba ojeando el Roma c’è para hacerme unaidea. Sabes, en esta ciudad con miles de eventos y lugares para visitar que son como un río de sabia, es difícil encontrar las fuentes que te indiquen donde tomar el agua… si es que no acabas enredado en la Red.
-Abre el libreto en una página y lee la primera noticia que encuentres.
-¡Ah! lo dejamos al caso.
-¿Por qué no?
-‘Piazza Mincio. Desde las 10.00 hasta las 14.00

Actividades para niños y mayores descubriendo la arquitectura del barrio del Coppedè. Visitas guiadas, juegos al aire libre’.
-Venga, vamos.

barrio coppede arquitectura

Decoraciones en la entrada de una de las casas de los embajadores, en plaza Mincio, barrio Coppedè

Era una mañana templada que presagiaba la primavera.
En Termini cogieron el autobús 86 y se bajaron en Plaza Buenos Aires, Piazza Quadrata para los romanos.

Llegamos al Coppedè

Barrio Coppedè Roma Villa de las HadasPasando la fachada brillante de mosaicos de la Iglesia Argentina llegaron a la entrada del barrio Coppedè como si fuera una ciudad aparte. La entrada es como un inmenso chaflán protegido por torres, pero sus piedras eran figuras que lo convertían en un palacio. Una mole medieval con arquitectura barroca, recovecos góticos, arcos de época imperial, pinturas que recordaban el renacimiento florentino, ventanas traídas desde el neoclásico nórdico de los Savoya… ’Artis praecepta recentis maiorum exempla ostendo’. Lo antiguo y lo nuevo, la vida cotidiana y lo extravagante, la geometría y las figuras, lo útil y lo supérfluo se daban cita convertidos en piedra.

Familias con sus niños jugaban en Plaza Mincio entorno a la fuente adornada por pequeñas ranas, más prosaicas y rumorosas de las tortugas del Gheto. Vari
os animadores repartían colores, cartulinas y papel, organizaban juegos dibujados sobre el asfalto. Algunas personas más mayores se habían reunido entorno a un guía que teatralmente hablaba del edificio de la Araña, de el de las Hadas, de los Embajadores, Zodíacos, relojes de sol… como un mundo de sueños hecho realidad. Los pequeños jugaban y los grandes se contaban cuentos.

Un niño, gracil, bajito, de pelo corto y encrespado, corría de un lado a otro, se subía a las vallas, hasta que de repente uno de los animadores extendió en el suelo un gran rollo de papel. Una senda imaginaria y virgen que lo hizo dejar todo, coger sus rotuladores y construir su propio mundo.

Coppedè, otra Roma

Eneas se quedó mirándolo hacer. Movimiento irrefrenable y control, un camino blanco y un mundo interior de mil colores. Ese era el misterio que lo asombraba: mundos que se entrelazaba

n, que se superponían. El niño, el barrio, Roma, movimientos y quietud. ¿Qué será de ese niño? ¿quién lo verá crecer?¿Revolucionará el arte o conducirá un taxi como Armando? Su viaje, cualquier escena de cualquier plaza tendrían su sentido en él y al mismo tiempo un halo de misterio, de compleja sorpresa preparada por la Providencia.

Normal, pequeña, insignificante para la trayectoria del mundo, como la mano de aquella niña llamada Esperanza, era aquella mañana fría y clara.

 

El barrio Coppedè en ‘Lugares donde el dolor se calma’

Al llegar a casa leo las palabras de César Antonio Molina recordando su paso por el barrio: “Gino Coppedè era arquitecto y escultor, y llevó a cabo esta pequeña ciudad que parece arrancada de un cuento de hadas. Las casas y palacios son art déco y están decoradas con elementos de la naturaleza, mitológicos y medievales. El eje central es la Plaza Mincio, a la que se accede a través de un gran arco del cual pende una enorme lámpara de hierro.

La noche llena de sombras estos edificios que parecen decorados cinematográficos expresionistas. En el número 2 de la Piazza Mincio hay un edificio que Coppedè copió fielmente del fime Cabiria de 1914. Él lo levantó en el año 1926. Dario Argento tomó como escenario esta arqueitectura romana de entre guerras para su film El pájaro de las plumas de cristal.”

Si quieres una visita guiada privada en el barrio Coppedè de Roma no dudes en escribirnos a [email protected] Contigo, tu Guía de turismo En Roma

Guia Divertida de Roma 13

Plaza Mincio en el centro del Barrio Coppedè dibujada por Yago

Visitar Roma con niños puede ser una experiencia muy divertida. Será importante despertar la fantasía y la curiosidad de los más pequeños para que puedan soportar, con alegría, las largas caminatas que os esperan.

Pero, además de museos y monumentos, Roma ofrece talleres para niños, teatros, cinemas, espectáculos multimedia. Vamos, un sinfín de actividades pensados para tus hijos. Estas son las mejores ideas para que puedas disfrutar de las bellezas de Roma con niños. (Envíanos un correo electrónico a [email protected] para reservar entradas o pedir más información).

Visitar Roma con niños, entre historia y fantasía

Visitar Roma con niños, entre historia y fantasía

Hay muchos lugares, en Roma, que son sinónimos de historia y leyenda. Imagina llevar a los niños al Coliseo disfrazados de verdaderos gladiadores romanos, pasear por el Foro, el Palatino o los Mercados de Trajano. ¿Tienes un hijo o una hija un poco mentirosillos? Diviértete a ver que cara ponen al meter la mano en la ‘Boca de la Verdad‘, a pocos pasos del antiguo Circo Máximo. Si quieres sorprender a los peques con magia y misterio, pues no te olvides de mostrarles las Catacumbas y el majestuoso Castillo de Sant’Angelo, lleno de pasajes secretos, armas y armaduras antiguas.

Todo esto sin olvidarnos de las momias de los Museos Vaticanos… Puede que a los niños visitar San Pedro y estar horas delante de obras de arte resulte un poco aburrido… Estos museos papales son ricos en piezas de historia que cautivarán los ojos de vuestros hijos. Si tenéis tiempo, podéis llegar cómodamente en metro (Línea B) hasta el barrio EUR, donde surge el Museo Nacional Prehistórico Etnográfico ‘Luigi Pigorini’, otra atracción para los más curiosos. Si quieren transcurrir una noche en un Museo, como la famosa película de Ben Stiller, podrán hacerlo en el Museo Cívico de Zoología. Roma para niños Hay cuatro lugares imperdibles, si visitas

Roma con niños

Roma con niños

Se trata de lugares exclusivamente pensados para ellos y que les dejaran sin habla. Empezamos con el famoso Time Elevator, una verdadera maquina del tiempo cerca de Plaza Venecia y del Vittoriano. Un sistema dinámico tridimensional para descubrir Roma como era. Luego te proponemos Explora, el museos de los niños en Roma: 2000 metros cuadrados con 15 espacios temáticos para conocer la ciencia y la sociedad a través de juegos y actividades.

En el corazón de Villa Torlonia, uno de los muchos parques de la capital italiana, se esconde el Technotown. Una ludoteca tecnológica para niños de 6 años para arriba que tienen una predilección para las curiosidades científicas. No puedes perderte, en ultimo, el Planetario y Museo Astronómico de Roma. En su cúpula, alta 14 metros, se proyectan simulaciones de estrellas, planetas, nebulosas y cuerpos celestes. El programa de actuaciones, eventos y talleres para niños es muy amplio.

Visitar Roma con niños: parques y naturaleza

Visitar Roma con niños parques y naturaleza

Roma ofrece a tus hijos muchos espacios verdes. Por ejemplo, el magnifico jardín de Villa Medici, a pocos metros de la Plaza de España. Hay recorridos guiados para descubrir la historia del pequeño Ferdinando de’ Medici. En la Villa Borghese, a lado de Plaza del Popolo, podrás caminar y descubrir senderos y lugares muy especiales, como el museo de la Galeria Borghese, el Cinema de los pequeños, un espacio lúdico (Casina di Raffaello), o dar un paseo a caballo o en pony.

Imperdibles son también Villa Doria Pamphili (180 etarias de bosques) y el belvedere del Gianicolo, entre San Pedro y Trastevere, donde cada dia a las 12 dispara un verdadero cañón.

Si viajas a Roma en primavera o verano, puedes llegar a la playa de Ostia o visitar los Castillos Romanos donde hay lagos y sitios muy bonitos donde descansar.

Consulta si lo prefieres también nuestra página dedicada a Roma con niños con nuestras exclusivas y originales ‘Búsquedas del tesoro’.

Búsqueda del Tesoro Roma del Agua

Búsqueda del tesoro Roma del Agua - Tour Privado

Búsqueda del tesoro Roma del Agua - Tour Privado

Una Búsqueda del Tesoro que hemos llamado "la Roma del Agua".  Iremos descubriendo paso a paso y en manera divertida lugares históricos y artísticos de gran importancia, como partes de un juego. Seguimos los caminos
4.50 / 2 comentarios
a partir de

Búsqueda del Tesoro Roma Antigua

Búsqueda del tesoro Roma Antigua - Tour privado

Búsqueda del tesoro Roma Antigua - Tour privado

Vosotros y vuestros niños podréis formar parte de la historia de Roma como escenario de un juego mientras la tocáis con vuestras manos. Juega con tus niños en la Búsqueda del Tesoro Roma Antigua. Un
4.85 / 13 comentarios
a partir de

Si tienes unos días libres o quieres pasar tus vacaciones en una de las ciudades más importantes del mundo, aquí te explicamos como visitar Roma en la mejor manera posible. Estamos hablando de una ciudad inmensa, rica en historia, arte y con todo lo necesario para disfrutar con tu pareja, tus amigos o tus niños.

Tanto si viajas solo o en compañía, si llegas en avión o en crucero desde Civitavecchia, no te pierdas nuestros tours en Roma que puedes reservar a precios low cost, con guía en castellano. Te espera una experiencia única e inolvidable en la Capital de Italia. Además, dentro de Roma, podrás visitar otro estado, pequeño y muy importante: el Vaticano. Descubre nuestros 8 consejos útiles para visitar el Vaticano.

Como visitar Roma barato

Seguramente tengas más de un amigo o conocido que haya visitado Roma, por lo menos una vez. Pues muchos te dirán que es una ciudad muy cara. Es algo normal, considerando todo lo que ofrece y que posiblemente sea esta la ciudad más importante del mundo. No te pierdas en estas muchas Romas de Roma y planifica tus recorridos por la ciudad.

Los consejos más básicos, pero cruciales, que te permitirán visitar Roma de manera barata y sin gastarte una fortuna son 5:

  • Viaja en fechas poco cotizadas (por ejemplo en febrero o en octubre: es una ciudad muy bonita a lo largo de todo el año);
  • Reserva con tiempo el vuelo;
  • Elige un alojamiento barato (mira donde dormir en Roma);
  • Evita restaurantes y pizzerías turísticos (mira nuestros consejos sobre donde comer en Roma);
  • Reserva online los mejores tours y visitas guiadas a precios baratos;

Iglesia del Gesù 2

A la hora de preparar tus visitas te ofrecemos también 7 consejos para viajar a Roma.

Como visitar Roma con niños

Entre nuestras ofertas de tours y visitas guiadas en Roma, siempre encontrarás alternativas interesantes si viajas con toda la familia. Si has decidido pasar tus vacaciones en la capital de Italia, vamos a darte cuatro interesantes ideas para pasar unos ratos divertidos con tus hijos. Descubre lo divertido que es visitar Roma con niños.

A los peques les encantan los animales y en la Ciudad Eterna, a parte museos, monumentos, plazas e edificios históricos, hay también mucha naturaleza. Podrás llevar a tus chicos al Biobarco, el zoológico más importante de Roma, o también al parque acuático Zoomarine. En alternativa, puedes alquilar un coche y visitar el parque de atracciones Rainbow MagicLand (en Valmontone, muy cerca de Roma) o el Castillo de Lunghezza, donde se esconden magos, caballeros y doncellas.

Para las entradas a estos parques con ofertas y descuentos, envíanos un correo a [email protected].

Como visitar roma con ninos

Como visitar Roma desde Civitavecchia

Civitavecchia es el puerto más grande e importante de Roma. Se encuentra a unos 80 km de distancia pero llegar a la Capital y al Vaticano es realmente una tarea sencilla. Si has contratado un crucero o, por cualquier otra razón, quieres saber como visitar Roma desde Civitavecchia, te ofrecemos varias opciones:

Si necesitas un guía, podemos proporcionártelo así como otros servicios extras (pídenos información por correo electrónico). Haz clic en cada servicio y podrás descubrir las tarifas low cost de EnRomaTransfers. Además, te ofrecemos también servicios de traslados desde y hacia los Aeropuertos de Ciampino y Fiumicino. Visita Roma desde Civitavecchia con el mejor servicio de traslado, alta calidad y precios muy baratos.

¿Por qué viajar a Roma?

“Hoy en día, son nuestros sentidos quienes nos hacen viajeros, no nuestra mente. Y por eso, el secreto del arte de viajar está en saber abrirse a las sensaciones antes que a la reflexión. El viaje es, sobre todo, una aventura sensual y sentimental.” (Javier Reverte, La aventura de viajar). Palabras que son todo un programa, una invitación a venir, especialmente En Roma!

Nos gusta la relación con Roma y con los que en ella compartimos tiempo y espacio, historias y vida.
Haciendo una variación con los versos de Salinas ‘nos gustaría ser esa Roma que te damos y no quien te la da‘.
Queremos que tu viaje sea esa experiencia y ese encuentro muy personal con la ciudad. Mirarla y no sólo verla. Roma literaria o inefable, grandiosa y mísera, ‘plaza del mundo’. Con sus mil fachadas e historias contiene tanto lo que estabas buscando -nunca decepciona- como sorpresas inagotables.

 Encontrarnos y encontrarse con Roma es una oportunidad para contemplar las miserias y grandezas humanas: “Hominem pagina nostra sapit.” (Nuestra página tiene sabor humano). Siguiendo estas palabras de Marcial, intentamos mostrar la complicada y riquísima realidad de la ciudad, de sus personas y obras. 

Quid melius Roma?

Podemos preguntarnos como Ovidio. No sé cuál sería vuestra respuesta. En todo caso, no se trata de admirar lo mejor en absoluto, sino de encontrar lo que nos emociona. Si habéis decidido venir a Roma, a pesar de sus defectos, estoy seguro de que también tiene las características perfectas para encantaros. ¡Hay tantos y tan variados motivos para venir! Desde lo más grandioso a lo más ínfimo. Lo importante es ver Roma desde Roma. Sentirla bajo tus pies, acariciar sus piedras, reconocer su figura entre el bullicio de la gente o en sus sileciosas sombras.

Por sus miserias y sus maravillas para mí ésta es la ciudad de la historia, de la esperanza, de las biografías. Ciudad en la que descubrir que nada es más necesario que nuestro pequeño nombre -irrepetible, único- y quien lo pronuncia.

Recuerdo los preciosos versos de Luis García Montero dedicados a su mujer, casi en adoración, y los aplico a mi Roma. Yo que la contemplo y también ella que me mira:

que no puede cansarse de esperar
aquel que no se cansa de mirarte
.

Roma es lugar para la espera, en donde todo puede ocurrir. Meta en la que el camino se convierte en lo importante. En Roma es necesario algo más que el poco tiempo de una vida. Quizás por ello nos hace esperar, como un deseo, la eternidad.

Sin embargo, esa Ciudad Eterna no la puedo aferrar, nunca es bastante, espero. Siempre digo ‘ciao’ sin querer irme, aprendiendo a llegar y a despedirme. En ella lo efímero, las sensaciones, son inagotables, eternas.

En este período más que nunca resuenan en mí las palabras fuertes de Leila Guerriero:“Viajo para no volver atrás, para no llegar a ninguna parte, para habituarme a perder y a despedir: lugares, cosas, gente. Viajo para recordar que no es bueno sentirse seguro ni aún seguro, a salvo ni aún a salvo”.

Tus guías, En Roma