8 cosas imperdibles que ver en el Trastevere

El trastevere no es sólo un barrio, es la quintaesencia de Roma, con la zona residencial siempre situada en lo alto, hacia el Gianicolo, y la parte más popular entorno al antiguo puerto. En cualquier caso esta orilla derecha del Tíber no quiere perder su identidad a pesar del gran número de turistas que paseamos embobados o curiosos por sus callejuelas. Puestos a escoger, os recomendamos 8 lugares que no puedes perderte durante tu visita por el Trastevere.

«¿Qué ver en el Trastevere?» Al ser romana y sobre todo trasteverina muy a menudo me hacen esta pregunta.

Roma es una ciudad con un inmenso patrimonio artístico y cultural. Aunque vivas aquí toda la vida, no dejarás nunca de descubrir lugares «nuevos». Sabemos por lo tanto que organizar un viaje de pocos días en el que concentrar lo imprescindible qué ver Roma puede resultar muy complicado.

Nuestros consejos sobre qué ver en el Trastevere quieren ayudaros en la difícil organización de vuestra hoja de ruta romana. En la capital hay muchos lugares de interés emblemáticos: la Fuente de Trevi, el Coliseo, el Vaticano…pero ninguno representa tan bien el espíritu y la tipicidad de Roma como el barrio de Trastevere.

No dedicar suficiente tiempo a este barrio sería un error imperdonable y vuestro viaje a Roma resultaría incompleto.  Por esta razón hemos seleccionado 7 cosas imperdibles que ver en el Trastevere. De esta forma, podréis descubrir algunos de los principales encantos del decimotercer ‘rione’ histórico de Roma.

1. Santa Maria en Trastevere

Considerada la iglesia más importante del Trastevere y una de las más hermosas de Roma, la basílica de Santa Maria en Trastevere es, sobre todo, uno de los lugares más sugestivos que ver en el barrio.

Fundada en el siglo III por el papa Calixto I, fue parcialmente reconstruida en el siglo XII por el papa Inocencio II quien encargó la increíble fachada en mosaico.

Santa Maria en Trastevere - fachada

Las muchas reformas sufridas a lo largo de los siglos hacen que esta iglesia presente elementos de diferentes períodos artísticos que entre ellos conviven perfectamente y hacen que la basílica sea única y espléndida.

El acceso es gratuito y la Basílica permanece abierta todo el día. Este lugar tan especial, cuyo origen e historia se remontan al siglo I a.C, debe ser una parada obligatoria de vuestro paseo por el Trastevere.

2. Las callejuelas trasteverinas

La magia de Trastevere se esconde en sus callejuelas, en las fachadas de sus edificios, en sus rincones inesperados… Resulta un poco raro pero, sin duda alguna, la mejor forma para vivir la belleza de este barrio es perderse por sus calles.

casa trastevere atardecer

Dejad de lado el mapa del Trastevere y seguid las callejuelas del barrio como si estuvierais en un laberinto.  Al cabo de un rato viviréis la sensación de estar paseando en una postal.

Nuestro consejo es caminar sin ninguna meta por el Trastevere por el día y en medio de la semana. El barrio es mucho más tranquilo y auténtico. En el fin de semana os arriesgáis a quedar atrapados entre los turistas y todos los romanos que pasean por el barrio.

3. «Norcineria» romana

La Norcineria es una tienda de ultramarinos dedicada a la venta de productos suinos provenientes de Nursia, una ciudad de Umbria. Actualmente es posible encontrar una gran variedad de productos típicos, entre los cuales destacan los embutidos pero también una gran variedad de quesos.

antica caciara

Muchos de los productos en venta son ingredientes fundamentales de la tradición gastronómica romana, como el pecorino y el guanciale.

Paseando por el Trastevere encontraréis muchos ejemplos de norcineria ( Antica Caciara, Iacozzilli…). No dejéis de entrar a echar un vistazo en estas tiendas típicas y llevaros un recuerdo gastronómico de la ciudad.

4. La Colina del Janículo

Aunque no forme parte de las siete colinas históricas que componen Roma, el Janículo es una de las colinas más famosas de la ciudad.

Situada en el límite del barrio de Trastevere, el Janículo es famoso por ser donde se declaró la República Romana a inicios del ‘Risorgimento’. Por esta razón, en la zona hay muchos bustos conmemorativos en recuerdo de los personajes más relevantes de este período histórico.

gianicolo fontanone agua paola jardin academia

Un paseo por el Janículo os permitirá admirar Roma desde el alto y apreciar una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad. En la colina del Janículo no dejéis de admirar estos lugares:

– La Fontana dell’Acqua Paola, más famosa como Fontanone. Una fuente monumental del siglo XVII situada frente a una terraza panorámica. Basta decir que para construir la Fuente de Trevi se inspiraron en el Fontanone.

– La estatua ecuestre de Giuseppe Garibaldi.

– La Iglesia de San Pietro in Montorio y el famoso Tempietto del Bramante en la Academia de España.

5. La vida nocturna

Uno de los motivos principales de la fama del barrio de Trastevere es su alegre vida nocturna. Se trata de un barrio muy animado en el que las alternativas de locales y bares son muchísimas y para todos los gustos.

trastevere vida nocturna

Tanto los turistas como los romanos escogen este barrio como meta nocturna. Si queréis pasar una noche animada en un contexto histórico, Trastevere es vuestra meta nocturna perfecta.

6. El mercado de Porta Portese

El mercado de Porta Portese es el mercado histórico de la ciudad por antonomasia. Todos los domingos, en la zona de Porta Portese, al límite del barrio de Trastevere, es posible pasear por este mercado que recubre varias calles, semejante a un ‘rastro’.

que ver en el trastevere

Son muchos los romanos que todos los domingos pasean por Porta Portese. Aquí es posible encontrar de todo: ropa, accesorios, muebles, libros y antigüedades.

Que estéis interesados en encontrar piezas únicas o simplemente os guste la idea de vivir una experiencia local, el mercado de Porta Portese os encantará.

NOTA IMPORTANTE: Ojo a la cartera cuando estéis paseando por Porta Portese. Lamentablemente es una zona famosa por los carteristas.

7. Restaurantes y pizzerias

Trastevere representa al máximo la romanidad y esto se percibe también en la oferta de restaurantes y pizzerias históricas del barrio… También en las innovaciones culinarias como el Trapizzino.

La oferta de trattorias, restaurantes tradicionales y familiares es muy amplia. Eso sí, es necesario evitar los menús turísticos para concentrarse en la cocina tradicional romana. No podéis iros de Roma sin haber probado platos como la amatriciana, la carbonara, i saltinbocca alla romana y muchas otras riquísimas opciones.

Trapizzino interior

Por lo que se refiere a las pizzerias, algunas son conocidas por la calidad de sus pizzas en toda la ciudad. Para una cena informal os aconsejamos la pizzeria ai Marmi, con su típica pizza fina, fina, a la romana, o la pizzeria Dar Poeta, cerca de Santa Maria en Trastevere.

8. Un hermoso triángulo: Santa Cecilia, Santa María dell’Orto y San Francesco

Hay tres basílicas situadas cerca del río pero en una parte que parece más ‘industrial’ en el Trastevere. Quizás porque está justo detrás de la antigua fábrica de Tabaco construida en tiempos del papa Pío IX.

Se trata de un triángulo que tiene como base las basílicas de Santa Cecilia y Santa María dell’Orto y como vértice la iglesia de San Francesco a Ripa.

Iniciamos en Santa Cecilia con la época clásica, bajando a las excavaciones de unas termas de época romana, para seguir con el arte y las memorias llenas de color de la época medieval.

basilica santa cecilia roma atrio

Luego, en Santa Maria dell’Orto entramos en la exuberancia de un ‘huerto’, bien regado, lleno de todo tipo de decoraciones, frutos de un precioso barroco.

Por último, la iglesia de San Francesco con la escultura de la beata Albertoni de Bernini y la tumba de De Chirico, nos invitan a acercarnos al mundo del arte en Roma a través de los siglos. De hecho, fuera, en la plaza, una placa nos recuerda también a Nino Costa, pintor romano del siglo XIX. Con él nos llegan los ecos de la asociación artística In arte Libertas. El Trastevere, en este triángulo nos invita siguiendo a una chica mártir, con un huerto abundante, con este pintor de la nueva Roma Moderna a seguir combinando la tradición y la novedad.

Ahora sólo falta entrar en el barrio siguiendo las voces de sus calles.

callejuela trastevere

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *