Via Veneto

La calle de la Dolce Vita

Via Veneto es una de las calles de Roma más populares. Su pico de fama en Roma y en todo el mundo, sobre todo entre estrellas del cine, se dio en los años 50 y 60. En esta segunda década, impulsada enormemente por la película de Fellini ‘La Dolce Vita’ (1960). Con este filme, Fellini creó una obra de culto mostrando el glamour y la vida de fama, lujo y convivencia de estrellas que rodeaba la Via Veneto en la Roma de 1950.

Un ambiente que marcó profundamente la historia de Roma en aquellos años, atrayendo cada noche a grandes figuras del cine internacional, paparazzi y personas de gran poder en la ciudad. Aquella época dorada quedó atrás hace muchos años, pero pasear por Via Veneto es como volver a una Roma que ya se ha ido y que, a la vez, sigue ahí de alguna manera.

La Dolce Vita y Via Veneto

La Via Veneto en Roma une la Plaza Barberini con Villa Borghese, en la puerta del Pincio. Dos puntos que son lugares de gran interés turístico y cultural. En Villa Borghese tenemos quizás el parque más visitado de Roma, con el museo Galería Borghese, uno de los más renombrados de la ciudad. De igual modo, la Plaza Barberini presume de la famosa fuente del Tritón y del Palacio Barberini.

Dos puntos de un gran calado para la ciudad, unidos por la Via Veneto, que un día contaba con los cafés más exclusivos de toda Roma, los mejores restaurantes y los hoteles más lujosos. Sin duda, un contexto que nos hace comprender por qué esta calle de Roma se volvió el lugar de reunión de la jet set.

Via Veneto, gracias a su selectivo público, reunía negocios de joyería y moda al alcance de sólo unos pocos. Pero, esos pocos, eran los que paseaban por esta calle.

la dolce vita

Via Veneto en la actualidad

Hoy en día, aquella ‘’dolce vita’’ de Roma ya no existe en esta vía. Podríamos decir que las grandes figuras de la ciudad frecuentan otras zonas. Y es cierto. Pero tampoco es comparable con la relevancia que el cine italiano tenía entonces, ni tampoco con las estrellas internacionales que atraía.

Aquellos cafés y grandes negocios desaparecieron también con los años. Incluido el legendario Café de Paris o el Harry’s. Pese a todo, Via Veneto es todavía una zona con grandes hoteles y restaurantes. Y con edificios destacados en la burocracia internacional, como la embajada de Estados Unidos en Roma.

via veneto roma

Un pasado que siempre fue grande

Lo que ahora comentamos del pasado glorioso de Via Veneto, bien podrían comentarlo de igual modo en los 50. Dicen que todo tiempo pasado fue mejor, y con la historia de esta vía podría debatirse. Antes siquiera de ser una vía, era un campo dedicado a los viñedos, propiedad del mismísimo Julio César. Otro emperador, Marco Aurelio, dejó su huella en la zona con las murallas aurelianas. Y así, antes de la Via Veneto de la Dolce Vita, aun pasarían los Barberini y los Ludovisi.

Muy cerca de esta vía histórica, cuyo nombre completo es Via Vittorio Veneto, tenemos lugares muy destacados de Roma. A los ya nombrados se suman la Plaza de la República, la iglesia de Santa Maria della Vittoria o la Cripta de los Capuccini.

Su nombre deriva del rey Vittorio Emanuele II y por encontrarse en el Veneto (Treviso). Este pueblo se hizo famoso por la última batalla de la primera guerra mundial en la que el ejercito italiano venció al austro-húngaro.

Cómo llegar a Via Veneto

Para llegar a esta calle tan especial de la Ciudad Eterna, podemos hacerlo fácilmente en metro. La parada más cercana es la de Barberini, perteneciente a la línea A. De la misma línea, la parada República nos deja muy cerca y nos permite dar un paseo y conocer además la Plaza de la República y echar un vistazo a la bella iglesia de Santa Maria degli Angeli.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter