Museos Vaticanos

La colección de tesoros artísticos de la Santa Sede
Importante: los Museos Vaticanos están abiertos desde el 3/5/2021.

Museos Vaticanos - Información, historia y obras maestras.

En esta página encontrarás información útil y actualizada sobre los Museos Vaticanos en cuyo interior se encuentra la maravillosa Capilla Sixtina. Te ofrecemos en modo ordenado y sintético datos de interés sobre su historia, descripción, horarios, un mapa y precios para visitarlos. Además, también puedes reservar nuestro fantástico tour en castellano para visitar los Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y basílica de San Pedro.

Nuestra intención no es crear una simple página con información o un estudio sobre los Museos Vaticanos sino invitaros a realizar una experiencia extraordinaria, trabajando para que sea como la de María José:

«¿Sólo hay 5 estrellas? Necesito otras 5 para nuestro guía la mañana del 03/12, no sé qué nos impresionó más, si todo lo que esconde el Vaticano o las explicaciones de Valerio que eran rigurosas, divertidas y apasionadas, se notaba que él mismo disfrutaba. Me parecieron cortísimas las más de 4 horas que pasamos con él.
Valerio, no sé si felicitarte por tu trabajo o darte las gracias por contagiarme tu entusiasmo.»

Moisés y la zarza ardiente Botticelli
Moisés y la zarza ardiente. Museos Vaticanos, Capilla Sixtina

Historia y curiosidades

Museos Vaticanos…

…Y tiene su razón de ser que esté escrito en plural. En estos ambientes dentro del Vaticano se han ido juntando, en efecto, diversos ‘museos’, colecciones de arte únicas y de extraordinario valor: la pinacoteca, el museo pio-clementino con sus maravillosas esculturas, el gregoriano, el museo Chiaramonti.

En el recorrido también se incluyen estancias como las decoradas por Rafael, apartamentos (Apartamento de los Borgia) e incluso la que podemos calificar como la capilla más famosa del mundo: la Capilla Sixtina. Un Museo Vaticano que incluye tantos museos, tantos mundos.

Un poco de historia

Además de conservar un partrimonio pictórico único alberga la colección más grande de obras de la antigüedad clásica.

Estas obras son fruto del coleccionismo de los papas del Renacimiento y, al principio, fueron colocadas en el interior de varios edificios de los jardines Vaticanos.

van cleve 1580 jardines y museos vaticanos
Van Cleve, Jardines y Museos Vaticanos en 1580

Las tres maravillosas esculturas del Laocoonte (encontrada en 1506), Apolo y Venus Felix formaron el núcleo inicial de los Museos Vaticanos.

«El Laocoonte en el palacio de Tito… no hay una mejor producción en pintura o escultura. Es un solo bloque, los niños, los pliegues, las serpientes todo admirable. Este grupo fue realizado conjuntamente por tres excelentes artistas, Agesandros, Polidoros y Athanodoros de Rodas.» Plinio el Viejo, Historia Natural, 36,37.

Una estatua ‘original’

Esta maravillosa escultura es una síntesis perfecta de los Museos Vaticanos y del Renacimiento en Roma. El papa Julio II ve en ella una encarnación artística del sacrificio de un sacerdote en coincidencia con la destrucción de Troya y la fuga de Eneas destinado a la fundación de Roma.

No es extraño, por tanto, que este papa celebrase en modo fastuoso el hallazgo de esta estatua porque encarnaba una unión llena de significado entre la antigüedad pagana, el cristianismo y su gobierno de la Iglesia con una nueva Roma, centro de Europa. Esta es la idea fundacional de los Museos Vaticanos.

Laocoonte Museos Vaticanos

Más tarde, las colecciones sufrieron muchas peripecias a lo largo de los siglos siguientes. Por ejemplo, durante la Contrarreforma se perdieron algunas obras de arte. Luego, la colección fue reorganizada y ampliada por los papas del s. XVIII.

Con el tratado de Tolentino (1797) muchas obras maestras pasaron a Francia. Sin embargo, la mayor parte fue recuperada gracias al buen hacer de Antonio Canova a partir de 1815. Inicia así un nuevo período de renacimiento del museo bajo el papa Pio VII.

Historia reciente

escalera simonetti museos vaticanos

A inicios del siglo XVIII con el papa Clemente XIV empieza el uso museal de las colecciones. Se realizan además grandes obras de estilo neoclásico que culminarán en los espacios dedicados por Pio VI, dando lugar al Museo Pio – Clementino.

Más tarde Gregorio XVI fundó el Museo etrusco y el egipcio. León XIII, a su vez, hizo restaurar y abrir el apartamento de los Borgia. A Pío XI se debe el edificio de la pinacoteca y la monumental entrada del arquitecto Momo (actualmente es la salida).

Juan XXIII y Pablo VI ampliaron la sede de estos museos incluyendo salas del palacio pontifico en San Juan de Letrán. Además, para el Jubileo del año 2000 se inauguró la nueva entrada y una moderna escalera helicoidal.

El Vaticano a finales del s. XIX visto por B. Pérez Galdós

«Por todas partes se ven uniformes magníficos, libreas y sotanas elegantes. Pero las habitaciones de León XIII son modestas y su ajuar no supera al de cualquier residencia de la clase media.
El Vaticano es una aglomeración de edificios de diferentes épocas, ocupando espacio igual al de una mediana ciudad. Se ven en algunos patios trozos que pertenecen a la Edad Media; pero el Renacimiento y los dos siglos últimos prevalecen en la mayor parte del inmenso edificio. Encierra las colecciones artísticas más hermosas del mundo, y las artes suntuarias tienen allí los ejemplares más admirables que se conocen.»

(De vuelta de Italia, 1888)

Curiosidades en los Museos Vaticanos

Un museo de otro mundo

Entre las curiosidades que podemos encontrar a la hora de visitar los Museos Vaticanos se halla una muy especial y sorprendente.

Se trata de una pequeña bandera que nos trae el recuerdo de los grandes momentos de la historia.

Un trozo de tela blanco y amarillo y unos trocitos, unas migas, de piedras oscuras. Todo ello realizó un largo viaje en 1969 desde la Luna.

museos vaticanos bandera apolo XI
Paseando por un gigantesco mapa:

La Galería de los Mapas es la representación cartográfica más grande del mundo, en un pasillo de más de 120 metros de largo. Italia, representada 300 años antes de la unidad nacional.

Libros que son obras de arte y tesoros del saber

A un cierto punto el recorrido de los Museos Vaticanos se encuentra con la antesala de la Biblioteca Vaticana. Otro mundo de maravillas que no visitaremos pero que podemos imaginar. Si quieres consultar online algunos de los tesoros bibliográficos del Vaticano te ofrecemos esta interesante página.

Siempre, una invitación a disfrutar:

No te pierdas todo esto y mucho más con nuestras visitas guiadas en el Vaticano. Recuerda que con el recorrido dentro de los Museos Vaticanos se accede a la Capilla Sixtina con sus obras maestras del Renacimiento en Roma.

galeria mapas vaticano cerdena

Horarios de apertura de los Museos Vaticanos

Desde el 3/5 los Museos Vaticanos están abiertos.
Estos son los horarios:

  • De lunes a viernes: 08:30 – 18:30. Último acceso a las 16:30.
  • Cerrados los domingos (no se abrirán gratuitamente el último domingo del mes) y los días festivos.
  • El 24/12 y 31/12: 08:30 – 15:30. Último acceso a las 13:30.
 

Además, la dirección de los Museos Vaticanos ha comunicado las reglas que marcarán su funcionamiento hasta nuevo aviso. A continuación os las explicamos brevemente.

Nuevas normas de acceso, reserva y visita:

  • Para visitar los museos será necesario hacer una reserva con antelación.
  • Además, la reserva de cada visita tendrá un horario. Se podrá entrar cada media hora. No se podrá acceder antes de dicho horario ni con más de 30 minutos de retraso.
  • Asimismo, el uso de mascarilla será obligatorio y deberá mantenerse puesta durante toda la visita. Para entrar, será también obligatorio someterse a un control de temperatura corporal.
  • En el interior deberá respetarse la distancia mínima de 1 metro con otros visitantes.
  • Por otra parte, para las visitas guiadas o de grupos organizados, el máximo de personas será de 21 (incluido el/la guía). Además, el uso los aparatos de radioguías externos estarán prohibidos.
  • Por desgracia, el acceso a la Basílica de San Pedro desde la Capilla Sixtina permanecerá cerrado.
  • El uso de los ascensores, además, quedará limitado a las personas que los precisen debido a sus dificultades de salud o movilidad.
 

Días de cierre de los Museos Vaticanos:

  • Domingos
  • Enero 1, 6
  • Febrero 11
  • Marzo 19
  • Lunes tras el domingo de Pascua
  • Mayo 1
  • Junio 29 (SS. Pedro y Pablo)
  • Agosto 14, 15
  • Noviembre 1
  • Diciembre 25, 26

tour museos vaticanos escalera monumental
Escalera del arquitecto Momo construida como doble escalera de entrada y salida de los Museos Vaticanos. No te la pierdas durante nuestras Visitas en el Vaticano.

Entradas en los Museos Vaticanos y Capilla Sixtina

  • Actualmente para entrar es absolutamente necesaria la reserva. La entrada cuesta 17 euros/persona adulta.
  • En este período, además, no se puede entrar sin mascarilla y los grupos pueden ser de máximo 20 personas + guía.
  • El coste de las entradas para los menores de 18 años y estudiantes hasta 26 años con tarjeta que acredite el estar matriculados es de 8 euros/persona.
  • Al precio de las entradas tienes que añadir 4 euros más a la hora de hacer la reserva previa. En este período en que la reserva es necesaria no se aplicará este sobreprecio.
  • Los menores de 6 años no pagan entrada.
  • Descuentos (8 euros/persona) también para los grupos en peregrinación con carta de presentación del propio obispado.
  • Las personas con atestado de discapacidad del 70% o superior tienen la entrada gratuita. También entra gratuitamente una persona que acompañe a la persona con discapacidad.

Entradas gratuitas en los Museos Vaticanos y noticias útiles

  • Normalmente el último domingo del mes la entrada era gratuita (gratuito 9:00 – 12:30) pero en este período y hasta nuevo aviso no se abrirán al público.
  • Por otra parte, será necesario utilizar los auriculares para las explicaciones en los grupos con más de 10 personas. Al mismo tiempo, sobre todo para los grupos, se tendrá que mantener una distancia de 1,5 metros entre las personas.

Comprar entradas online

Alegoría río Nilo Museos Vaticanos

Mapa, plano interno y cómo llegar a los Museos Vaticanos

Medios de transporte para llegar a los Museos Vaticanos

  • Metro: Línea A, paradas Ottaviano o Cipro;
  • Bus: 49, 32, 81, 982 (Piazza del Risorgimento 5 minutos a pie), 492, 990, Via Leone IV / Via degli Scipioni (5 minutos a pie);
  • Tram: 19, Piazza del Risorgimento
  • Nuestro servicio En Roma Transfers
mapa y plano interior de los museos vaticanos
Ház clic para ver el mapa de los Museos Vaticanos en grande
visita vaticano atardecer roma
Atardecer en la colina del Vaticano. No te pierdas nuestros Tours Vaticano para disfrutar de este otro país dentro de Roma.

Visitar los Museos Vaticanos

Viajar a Roma supone acercarnos al mundo que se ha dado cita en la ciudad. Los Museos Vaticanos son el mejor ejemplo de cómo a lo largo de la historia en Roma se han concentrado algunos de los mayores tesoros del arte y la cultura. Un mundo de bellezas que son fruto de tantas historias, algunas difíciles de entender desde nuestro punto de vista actual, pero que ahora nos esperan.

Sin nosotros, ese largo caminar, de las obras de arte sería vano. Sin ellas, nuestro viaje a Roma no se enriquecería con bellezas provenientes de todo el mundo, de tantas épocas distintas, con materiales diversos y preciosos, en tantos ámbitos del arte: escultura, pintura, arquitectura, jardines…

Será un placer acompañaros con nuestras mejores visitas guiadas en el Vaticano compartiendo una experiencia inolvidable.

«Una obra enorme que he soñado toda la vida»

Émile Zola en su Viaje a Roma nos dice en relación a la obra de Miguel Ángel: «Surge del duro trabajo una humanidad engrandecida, de visionario. Páginas de síntesis gigantesca, de simbolismo colosal y todo de golpe. Un único impulso en el que florece la potencia. Una obra enorme que he soñado toda la vida y que me llega derecho al corazón.»

Puedes reservar online la mejor visita guiada «Tour Vaticano«: Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y San Pedro con nuestros guías En Roma. Tour que vendemos sin intermediarios y a un precio especial de 53 euros/persona (entradas sin colas incluidas).

museos vaticanos mosaico

Visitar los Museos Vaticanos por tu cuenta

Ir a tu aire significa pasar todo el tiempo que quieras ante la obra de arte que más te guste. Poder perderte y sorprenderte de dónde estás. Entrar en la Capilla Sixtina y sentirte sumergido en tanta belleza, sin más, sin menos.

Si vas por tu cuenta ¿Cómo reservar las entradas a los Museos Vaticanos para no hacer colas?

En algunas épocas del año encontraréis poca gente en la fila, sobre todo de 13.30 a 15.30. En temporada alta las colas son más largas.

Reserva online

Evita las colas en los Museos Vaticanos. Necesaria en tiempos de coronavirus.

Puedes reservar tú las entradas online siempre que haya disponibilidad y sin devolución, con la posibilidad de realizar un sólo cambio. Tendrás que hacer el pago online con tarjeta de crédito y te enviarán el voucher (resguardo) de reserva a tu correo electrónico. Presenta en la entrada de los Museos Vaticanos ese voucher para entrar sin hacer colas. Consulta nuestra página sobre la compra de entradas en los Museos Vaticanos con toda la información.

Entradas en los Museos Vaticanos con tu Guía En Roma.

En cuanto agencia acreditada ante la dirección de los Museos Vaticanos podemos gestionar la compra de entradas tanto para individuales como para grupos. Si quieres que compremos nosotros las entradas podemos ofrecerte este servicio.

Consejos para tu visita

Para ti, que quieres disfrutar del arte en el Vaticano hemos preparado un artículo con 8 consejos útiles para visitar los Museos Vaticanos.

Qué ver en los Museos Vaticanos

Capilla Sixtina

Efectivamente. Para visitar la Capilla Sixtina debemos ir a los Museos Vaticanos, pues está dentro de los mismos. No siempre fue así, lógicamente. Pero esto lleva, a veces, a confusiones y algunos visitantes no están seguros de si hace falta otra entrada más para acceder. No os preocupéis, dentro del recorrido por los museos podréis admirar la Capilla Sixtina. Está, además, indicada en numerosos carteles.

Ésta no es que sea de lo mejor que ver en los Museos Vaticanos. Podríamos decir que es de lo mejor en ver en Roma… o en el mundo. Una obra magistral de la historia del arte. Su autor es el legendario Miguel Ángel quien, para hacer de esto algo más increíble todavía, no tenía la pintura como su actividad principal. Pues Michelangelo se decantó siempre más por la escultura.

Museos Vaticanos y Capilla Sixtina 3

La decoración de la capilla en conjunto no sólo fue hecha por el maestro florentino. Miguel Ángel pintó la pared del altar, donde está su impresionante Juicio Final y la bóveda del techo, donde representó diferentes escenas bíblicas. Entre ellas, la famosa Creación de Adán.

El resto de la decoración no baja el nivel en absoluto. De hecho, otros de los grandes artistas de la historia se dieron cita en este grandioso trabajo coral. Entre ellos Sandro Botticelli, Luca Signorelli, el Perugino o Ghirlandaio.

Estancias de Rafael

Con las Estancias de Rafael existe también la duda sobre si están o no dentro de los museos. Sí, forman parte de los Museos Vaticanos y no hace falta comprar una entrada extra. Las estancias están hacia el final del recorrido, antes de llegar a la Capilla Sixtina.

Las Estancias de Rafael son un conjunto de cuatro salas decoradas por el genio Raffaello Sanzio, de ahí su nombre, y consideradas su obra maestra. Rafael fue contratado por el papa Julio II para que decorase estas salas que convertiría en sus estancias privadas. El jovencísimo Rafael recibió el gran encargo de su vida todavía estando en Florencia. Fue Bramante, otro gran artista del Renacimiento, quien lo recomendó al papa. Visto el resultado… su consejo fue más que acertado.

Rafael dedicó una temática para cada una de las estancias. Tenemos la Estancia de Constantino, decorada con escenas sobre la vida del emperador Constantino el Grande.

visita estancias rafael escuela atenas

Visitando las Estancias de Raffaello

La Estancia de Heliodoro, donde las pinturas muestran el poder y autoridad del papado y la iglesia. Por ejemplo, con aquella que le da nombre, ‘La Expulsión de Heliodoro del Templo’.

Le sigue la Estancia del Sello, donde se encuentra la legendaria pintura de la escuela de Atenas. Donde Rafael representó su escuela de Atenas soñada, juntando a grandes personajes de la historia de la filosofía.

Por último está la Estancia del Incendio del Borgo. En esta sala, debido a la prematura muerte de Rafael, trabajaron sobre todo sus ayudantes. Pero una de las paredes sí que fue pintada por Raffaello. Es un divertido reto llegar sin saber cuál es e intentar adivinarlo una vez vistas las anteriores y el estilo del genio. Os damos una pista: Eneas huyendo de Troya.

Galería de los Mapas

La Galería de los Mapas es uno de los lugares que más impresionan de los Museos Vaticanos. 120 metros de un pasillo precioso, cuyo techo dorado es ya en sí una obra de arte. A ambos lados del corredor, 40 mapas de Italia decoran las paredes en forma de frescos. Pinturas de mediados del siglo XVI, respaldadas por geógrafos italianos y que dibujan el territorio de Italia, otros centrándose en regiones concretas o en sus diferentes zonas.

Una sala preciosa a la par que interesante. Pues podemos ver con exactitud mapas de una Italia 300 años antes de su unificación hechas arte bajo un techo de oro.

galeria mapas museos vaticanos vista

Galería de los Tapices

Otra colección interesantísima es la Galería de los Tapices, cuyos tamaños siempre sorprenden. Superando incluso los 3 metros de altura.

La Galería de los Tapices sigue un esquema similar a la de los mapas, siendo un largo pasillo con los tapices colocados a cada lado. En este caso, al entrar nos metemos en un ambiente más íntimo y menos iluminado, como si la misma luz tuviese miedo de dañas las delicadas telas.

Aunque, a la vista, su enorme tamaño impresiona tanto que hacen que uno se olvide de su delicadeza y se pregunte cómo es posible que aguanten colgados.

Lo cierto es que los tapices, del siglo XVI y XVII, proceden de las mejores fábricas y lo mejores artesanos de la época. Algunos de Flandes y otros de la misma Roma, donde  la familia Barberini tenía un excelente taller.

Las escenas representadas en los tapices son de carácter religioso, y no por ello emocionan menos. Al contrario, el realismo y el gran detalle de rostros y escenas ponen los pelos de punta. Entre otras escenas, en los tapices vemos la Adoración de los Pastores o la Resurrección de Cristo.

Museo Chiaramonti

El museo Chiaramonti es el núcleo de la escultura de los Museos Vaticanos. Encontraremos cientos de esculturas en otras salas y secciones, pero no tal cantidad en un espacio como el del museo Chiaramonti. Sobre todo, en la parte llamada Galería Chiaramonti. Allí encontraremos una vastísima colección escultórica. En su mayor parte estatuas romanas de un valor histórico y artístico tremendo.

juno amamantando hercules museos vaticanos

Aquí se conservan estatuas incluso del siglo I a.C. y copias romanas que imitan otras esculturas originales griegas aun más antiguas. Nos toparemos con representaciones de deidades como Zeus, de personajes mitológicos como Hércules y de emperadores romanos. Esta parte de los Museos Vaticanos cuenta con más de un millar de esculturas… ¡hay dónde escoger!

Como curiosidad, el artista Antonio Canova tuvo un gran papel en la creación de esta colección. Pues después de que Napoleón se llevase incontables obras de los museos a Francia, Canova consiguió de forma diplomática recuperar muchas de ellas. Canova llegó incluso a comprar obras con dinero suyo y donarlas posteriormente a los Museos Vaticanos. Un genio que no sólo está presente en los museos con sus creaciones sino también con sus actos.

Escalera de Caracol

Los Museos Vaticanos no dan descanso al visitante e incluso sus escaleras de salida son una maravilla artística. Giuseppe Momo, en 1932 diseñó esta escalera helicoidal que es el perfecto broche final a un lugar que respira arte.

escalera momo museos vaticanos

Mientras bajamos por ella pensando en todo lo visto, es imposible no asomarse para apreciar su belleza y sacar una de las fotografías más ambicionadas por los viajeros.

Obras Maestras en los Museos Vaticanos

Laocoonte

La escultura de Laocoonte es una de las joyas de los Museos Vaticanos. Se encuentra en un precioso patio del museo Pío Clementino. La estatua es de origen griego, aunque la fecha de su realización es objeto de debate. Lo más aceptado es que se trate de una creación de entorno al 40 a.C.

patio octagonal esculturas vaticano

Cortile ottagonale (Museo Pio – Clementino) en donde se encuentran algunas de las esculturas más famosas del Vaticano

La escultura representa a Laocoonte y a sus dos hijos siendo atacados por serpientes. En la mitología griega, Lacoonte era un sacerdote del dios Apolo en Troya. Éste se opuso a la entrada del caballo en la ciudad y, los dioses, a favor de la misma, lo castigan a esta terrible muerte.

Apolo del Belvedere

El Apolo del Belvedere es otra de las estatuas más destacadas de los Museos Vaticanos. Para nuestra fortuna está ubicada en el mismo lugar que Laocoonte, en el patio del museo Pío Clementino, llamado Patio de las Estatuas.

El Apolo del Belvedera es una escultura que representa al dios y que durante decenios personificaba el ideal físico masculino. La obra es una copia romana (siglo II d.C.) de una original griega datada del 230 a.C. La original fue ya una verdadera obra maestra de su tiempo, creada por el escultor griego Leocares, artista que trabajó en la construcción del Mausoleo de Halicarnaso, una de las 7 maravillas del mundo antiguo.

Augusto de Prima Porta

 El Augusto de Prima Porta es una de las estatuas más destacadas de los museos. Seguro, una de las más poderosas en cuanto a presencia y lo que representa. El mármol da vida al emperador Augusto, que se dirige victorioso a sus tropas presentando con su mano la corona de laurel.

augusto prima porta obras maestras vaticano

La escultura está realmente bien conservada, tanto que incluso se puede distinguir algún rasgo dorado de su antigua pintura. Fue hallada en la villa de la mujer del emperador, en Prima Porta, y de ahí su nomenclatura.

Augusto viste sus ropas de batalla, con el torso de su armadura ricamente decorado. En la armadura se pueden distinguir las figuras personificadas de territorios conquistados por el Prínceps, como el de Partia. Así como la de deidades romanas como Marte, dios de la guerra.

A sus pies, un pequeño cupido cabalga un delfín y se agarra a los ropajes del emperador. De esta manera, se simboliza su origen divino como descendiente de Venus.

Apoxyomenos

En la antigua Grecia, los atletas se untaban con aceite antes de competir. Al acabar, se limpiaban con arena y un utensilio llamado estrígil. Una especie de cuchara en forma de L. ‘Apoxyomenos’ era la palabra que utilizaban para describir este gesto de ‘limpiar’.

La estatua de Apoxyomenos en los museos es la de un atleta realizando este gesto. Un atleta griego que se limpia después de la realización de su ejercicio.

apoxyomenos museos vaticanos

Es una escultura de mármol datada del siglo I d.C. aunque se cree que es una copia de una original del 320 a.C. El Apoxyomenos se encuentra en el museo Pío Clementino dentro de los Museos Vaticanos.

La Transfiguración, de Rafael

En la Pinacoteca Vaticana tenemos otra obra maestra de la pintura, en este caso del Renacimiento. Raffaello Sanzio, Rafael para nosotros, dejó una última pintura para la eternidad antes de su prematura muerte. ‘La Transfiguración’ está considerada su última obra y, por algunos como Giorgio Vasari, su obra ‘’más bella y divina’’.

transfiguracion raffaello pinacoteca vaticana

La pintura le fue encargada a Rafael para una iglesia en Francia. Pero el papa Clemente VII (en aquel entonces cardenal) que se la había encargado, decidió retener la pintura en Roma cuando Rafael falleció.

En ella el maestro renacentista representó un milagro de Cristo en dos escenas diferentes. En la parte baja, un grupo de apóstoles intenta curar a un niño endemoniado. En la parte alta, la figura de Cristo aparece en el cielo para obrar el milagro. Pedro, Santiago y Juán, más cercanos a él, se contraen y retuercen ante la enorme sorpresa. Jesús posee una iluminación divina flotando entre las nubes que sólo un genio como Rafael pudo transformar en pintura.

San Jerónimo, de Leonardo da Vinci

Los Museos Vaticanos, como vemos, tienen entre sus artistas a los mejores de la historia. También a Leonardo da Vinci. En este caso, una obra inacabada pero que ya así es una obra maestra. Esto dice todo del infinito talento que poseía Leonardo.

Es todo un misterio quien sería el destinatario de la pintura y para qué fin la realizaba el toscano. De hecho, no es hasta el siglo XIX en el que se relaciona por primera vez a da Vinci.

La pintura muestra a San Jerónimo en el desierto, junto a un león. Los gestos de fragilidad del rostro y postura de San Jerónimo es una fuente de piedad y misericordia a todo aquel que la admire.

‘San Jerónimo’ se ubica también en la Pinacoteca Vaticana.

La Piedad, de van Gogh

En los Museos Vaticanos podemos apreciar a otro genio como Vincent van Gogh. En la Colección de Arte Contemporáneo tenemos su obra ‘Piedad’, que pintó para su hermana tocando, cosa extraña en él, un tema religioso. A lo largo de la historia muchos artistas han querido mostrar su versión de la piedad, la escena en la que la Virgen recoge el cuerpo sin vida de Cristo al bajarlo de la cruz.

Esta, la versión de van Gogh, es fiel a la tradición de las figuras pero la traslada por completo a su estilo único e inigualable.

La Visión de Santa Elena, de Veronese

Veronese es uno de los máximos representantes de la pintura de la escuela veneciana. En su ‘Visión de Santa Elena’ nos introduce en las estancias de la madre del emperador Constantino con un detalle y color espléndidos. La vestimenta de Elena y su entorno son vívidos y luminosos.

La pintura cuenta el momento en el que Santa Elena habría soñado con el momento en que se encontraría físicamente la cruz de Cristo.

Ella, apoyada en una silla y reposando su cabeza sobre una mano, descansa inmersa en su sueño mientras a la derecha de la imagen un pequeño ángel carga a duras penas con la cruz.

La tonalidad de la pintura y el realismo sobre todo de las vestimentas de Santa Elena la convierten en una visita imperdible en los Museos Vaticanos. Concretamente, en la Pinacoteca Vaticana.

La Deposición de Cristo, de Caravaggio

Caravaggio es uno de los mayores talentos que la pintura ha tenido. El pintor barroco fue un personaje taciturno, poderoso y sombrío. Y así son también sus pinturas, genialidades que han vencido al tiempo.

caravaggio en roma

Una de sus obras maestras se conserva en los Museos Vaticanos: ‘La Deposición de Cristo’. La obra representa el momento de la muerte de Cristo, cuando su cuerpo sin vida es bajado de la cruz y recogido por sus seres queridos.

En una línea diagonal ascendente, el grupo que lo acompaña va cambiando sus emociones de más serena (la de Jesús y Nicodemo) hasta el llanto y el lamento de la mujer posicionada al lado más oriental. En el medio, María Magdalena y una Virgen ‘’humanizada’’, representada como una señora de avanzada edad con rasgos marcados que encarna la aceptación y la tristeza.

Hércules

La estatua de bronce de Hércules de los Museos Vaticanos resulta tan imponente que hace justicia al propio semidiós. La estatua fue encontrada en 1864 en las cercanías del Teatro de Pompeyo. Allí había sido enterrada cuidadosamente después de que un rayo la golpease. Los romanos, siguiendo la tradición, le dieron sepultura indicando el motivo con las siglas FCS (Fulgur Conditum Summanium).

La obra está fechada en los primeros años del siglo II d.C. y representa al héroe apoyado en su gran maza mientras en su otra mano, la izquierda, sostiene la piel del León de Nemea.

Comer o cenar cerca de los Museos Vaticanos

Renovatio La Soffitta. Os lo aconsejamos vivamente por tantos motivos. Massimo y su familia son siempre cordiales y atentos.

Además, tienen un precioso local en Piazza Risorgimento, muy cerca del Vaticano y hacen platos exquisitos, tanto tradicionales romanos, pizza como nuevas propuestas gustosas. Todo a buen precio.

Sala del Restaurante La Soffitta Renovatio cerca de los Museos Vaticanos 

restaurante cerca vaticano la Soffitta Renovatio

Al terminar vuestra visita a los Museos Vaticanos tenéis el restaurante La Veranda en via della Conciliazione. También os podemos aconsejar, más sencillo y con buenos platos de cocina romana, el restaurante Ai Musei, en via Santamaura.

Por último en via delle Fornaci podréis encontrar el restaurante I Sampietrini. Un restaurante acogedor con una buena cocina típica. En via Aurelia, el restaurante Papa Rex es otra buena opción.

Compartir
Share on facebook
Share on email