8 consejos útiles para visitar los Museos Vaticanos
tour museos vaticanos sala esculturas

Consejos útiles para visitar los Museos Vaticanos

En este artículo te daremos 8 consejos útiles para visitar los Museos Vaticanos sin imprevistos y aprovechando el tiempo al máximo.

Los Museos Vaticanos, que cada año reciben la visita de millones de turistas procedentes de todo el mundo, testifican la importancia y el poder que acumularon los Papas durante siglos como líderes de la Cristiandad. En su interior, conservan colecciones desde el arte egipcio al contemporáneo, pasando por la escultura antigua (con obras maestras como “Lacoonte y sus hijos” o el ”Apolo del Belvedere”) o la pintura italiana de los últimos setecientos años (destacan “La Transfiguración” de Rafael o “La Deposición de Cristo” de Caravaggio) hasta llegar a colecciones “menores” como la de las monedas, la de los sellos o las carrozas papales.

Sus propios salones merecen una visita, contando entre ellos con salas tan asombrosas como la Capilla Sixtina, sin lugar a dudas una de las maravillas del arte mundial, gracias a su majestuosidad y su riqueza de detalles y colores brillantes… la Galería de los Mapas Cartográficos o las Estancias de Rafael.

liberacion san pedro estancias rafael museos vaticanos

1. Elige bien el momento de tu visita

Planifica cuidadosamente el día de tu visita. Los Museos Vaticanos abren de lunes a sábado de 9:00 a 18:00 (aunque el último acceso es a las 16:00) y cierran contadas ocasiones al año.

No obstante, no todos los días son iguales. Si puedes, trata de evitar los sábados y vísperas  de festivo, ya que estarán abarrotados. Recuerda que es mejor ir entre semana y preferiblemente en las horas menos concurridas. Estas suelen ser, a primera hora de la mañana, al mediodía o a última hora de la tarde. De este modo, evitarás las grandes aglomeraciones de gente y tu visita será mucho más agradable.

Museos Vaticanos y Capilla Sixtina

Estate atento a las fechas señaladas en el calendario cristiano así como a los eventos que tienen lugar, dos o tres veces al año, en la Capilla Sixtina. Sería una desgracia que te la encuentres cerrada.

Y ten presente que el último domingo del mes los Museos son GRATIS. Aunque el último acceso es a las 12:30 y suele haber grandes colas, así que intenta llegar de los primeros (7:00-8:00 am). Los miércoles, generalmente, hay una audiencia papal al medio día, por si te interesa incluirla en tu visita. Desde abril hasta octubre, se puede visitar los Museos hasta las 23:00 por el mismo precio, y apenas hay gente.

Tienes más información sobre los días de cierre y horarios de apertura en nuestra página de los Museos Vaticanos.

2. Evita las colas de entrada

Debido a la gran afluencia de turistas, en los Museos Vaticanos siempre hay largas colas. La mejor opción para no perder tiempo en ellas es reservar tu entrada con antelación, de forma online.  Especialmente si viajas en temporada alta, puentes, festivos, Semana Santa…

entrada museos vaticanos consejos útiles para visitar los museos vaticanos

Hay multitud de páginas que ofrecen la entrada anticipada (sin filas), pero nosotros te recomendamos el sitio oficial del Vaticano. Está un poco obsoleto, pero es el más económico y tiene todo lo que necesitas: información de precios y descuentos, horarios, calendario de cierre, etc. Eso sí, este servicio tiene un cargo adicional de 4 euros sobre el precio de la entrada normal (16 euros), pero tus piernas te lo agradecerán.

Si dispones de carné de estudiante (hasta 26 años) o tienes hijos entre los 6 y los 18 años, la entrada se te reduce en un 50%, tanto si la reservas por internet como si no. Esta entrada reducida es por tanto la mitad, es decir, 8 euros. Recuerda que de reservarla por internet, tendrá un coste adicional de 4 euros.

Hay muchos más tipos de entrada y descuentos que puedes consultar en nuestra página dedicada a los Museos Vaticanos.

Otra buena opción es que adquieras una de las tarjetas turísticas (la OMNIA, la Roma City Pass o la Roma Pass). Estas son ideales para ahorrar en tiempo y en dinero, no sólo en los Museos Vaticanos, sino en toda Roma en general. Sobre todo si tienes pensado pasar varios días en la ciudad.

3. Reserva una visita guiada

Los Museos Vaticanos, como su nombre indica, son un conjunto de museos y colecciones papales que constituyen una de las mayores pinacotecas del mundo. Más de 7 km. de galerías repletos de innumerables expresiones artísticas de diversas épocas y procedencias. Algunas de ellas con la firma de autores de la talla de Rafael, Miguel Ángel, Boticelli, Fra Angelico, Perugino… y todo ello exhibido en un marco arquitectónico inmejorable.

visita museos vaticanos patio
Uno de nuestros consejos útiles para visitar los Museos Vaticanos:  dejarte llevar y disfrutar con guías como Alessandra de EnRoma.com

Es tal la cantidad de arte y de historia la que se alberga entre estos pasillos, que la mejor forma de recorrerlos es reservando una visita guiada. Es cierto que los Museos Vaticanos son uno de esos lugares que “habla por sí solo”. Pero desgraciadamente, habla en un lenguaje que la mayoría de los visitantes no pueden comprender, por eso desde EnRoma queremos hacerte de intérprete entre ambos.

No te quedes en una mirada superficial y déjanos ayudarte a descubrir lo que se esconde detrás de cada obra para que puedas apreciarla mejor. Reserva ahora el tour del Vaticano + Basílica de San Pedro y déjalo en nuestras manos, te aseguramos que no te arrepentirás.

Tour en los Museos Vaticanos

Visita Vaticano: Tour Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y San Pedro

Visita Vaticano: Tour Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y San Pedro

Reserva el mejor Tour Vaticano a precios imbatibles. Visita Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y San Pedro con guía oficial en español y sin hacer colas.
4.73 / 890 comentarios
por persona

4. Cuidado con la vestimenta

Sabemos que en Roma puede hacer mucho calor, pero si decides visitar El Vaticano te aconsejamos que vistas como si fueras a ver la Basílica de San Pedro o cualquier otra iglesia en la que te pidan vestir con unos mínimos. Así que nada de pantalones por encima de las rodillas, camisetas sin mangas o enseñar el ombligo. Lo peor que os puede pasar es quedaros en la puerta por no ir adecuadamente vestidos después de esperar la larga cola.

Al tratarse de lugares sagrados, tanto en los Museos Vaticanos como en los Jardines y en la Basílica de San Pedro son muy estrictos con la indumentaria. Así que recuerda llevar tus hombros y piernas cubiertos, al menos, hasta las rodillas.  Está terminantemente prohibido vestir prendas sin mangas, muy escotadas, pantalones cortos, minifaldas o gorras en el interior.

Además, ten en cuenta que no podrás entrar con paraguas ni mochilas. Sí podréis llevar un cochecito para niños pequeños aunque os lo desaconsejamos por la cantidad de gente que hay normalmente.

5. Planifica tu visita

Como he mencionado anteriormente, los Museos Vaticanos ocupan una superficie inmensa (el equivalente a 70 campos de fútbol) y albergan, entre todos, miles de obras de arte de distintos estilos y tipologías. Así que lo más probable es que te acabes cansando de visitarlos más tarde o más temprano. Sobre todo si has estado haciendo una larga cola para entrar (¡No lo olvides, reserva tu visita por internet!).

Tour museos vaticanos escalera del Bernini

Si no quieres terminar saturado de arte, te recomiendo que planifiques previamente lo que quieres ver. No pretendas abarcarlo todo porque, para hacerlo, necesitarías semanas enteras allí dentro.  Quizás hay una obra, o un museo en concreto, que te interesa especialmente. Y seguramente haya muchas salas de las que puedas prescindir. En ese caso, sería conveniente que hicieses un listado y compruebes dónde puedes encontrar lo que buscas por internet. En nuestra página de los Museos Vaticanos tienes un mapa, y no te resultará difícil situarlos. Una vez conozcas su ubicación, nuestra recomendación es que no vayas directamente hacia ella, sino que disfrutes también del resto de la exposición. ¡Podrías llevarte muy gratas sorpresas!

6. Tómate tu tiempo

Este consejo está estrechamente relacionado con el anterior. Una vez hayas establecido tus prioridades, es importante que dosifiques tu visita. No vayas con prisas. Tómate tu tiempo para saborear y disfrutar de las piezas con detenimiento, haz fotos para inmortalizar el momento y no olvides sentarte a descansar cuando lo necesites en los espacios abiertos disponibles entre sala y sala. Incluso puedes merendar o picar algo en el bar o en el restaurante, si te entra el gusanillo. Las pizzas las hacen al momento y los precios no son muy exagerados.

Existen varias rutas señaladas con distintos colores, que puedes realizar, según te interese un recorrido más breve (de unas 2 horas aprox.) o más extenso (5 horas aprox.). Todo depende del aguante que tengas y tu afición por el arte. Pero insistimos, el mejor consejo que podemos darte es que vayas a tu ritmo. Es preferible ver menos que pasar una sala tras otra de prisa y corriendo…

Visita Vaticano sin colas

Si dispones de varios días en la ciudad, una buena opción es repartir la visita al Vaticano en dos días. Uno puedes dedicárselo a los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, y otro a la Basílica de San Pedro. De esta forma, no te resultará tan agotador y podrás disfrutar mucho más de ambos lugares.

7. Subir a la cúpula del vaticano, ¿Merece la pena?

Aquí voy a dar una respuesta a la gallega, depende… ¿Y de qué depende? Principalmente, del tiempo del que dispongas. La visita a la cúpula dura de media en torno a una hora-hora y media, sin contar las colas, por lo tanto hay que tenerlo en cuenta a la hora de planear nuestro viaje. Otro aspecto importante es evidentemente la subida que, a pesar de no ser muy exigente, es larga y continua; por lo que si no se tiene una mínima condición física es recomendable no subir.

basilica san pedro atardecer roma

El precio es de 6 euros si haces todo el ascenso a pie y 8 euros con el ascensor, pero ojo, que no te lleva hasta arriba del todo. El ascensor te ahorra los primeros 231 peldaños, pero después tendrás que subir 320 más hasta la cúpula. Aviso para navegantes, la subida final es una escalera de caracol algo estrecha e incómoda para los más altos, que puede resultar agobiante. Y con una procesión de gente delante y detrás, puede resultar agobiante, por lo que no es apto para claustrofóbicos.

Mi recomendación es que si tienes tiempo, vale la pena, ya que la vista panorámica sobre Roma desde la cúpula es espectacular. Además, caminar entre la cúpula real y la falsa cúpula exterior, es muy curioso porque puedes apreciar los detalles de su arquitectura.

Otra opción es llegar a última hora, para disfrutar de un maravilloso atardecer desde las alturas. Pero recuerda que la Basílica está abierta hasta las 16:45 de octubre a marzo y hasta las 17:45 de abril a septiembre.

8. Visitar los Museos Vaticanos de noche.

Para concluir esta lista de consejos útiles para visitar los Museos Vaticanos, una recomendación un poco más personal. Os propongo visitar estos Museos un viernes por la noche, de mayo a octubre, con entrada desde las 19,00 hasta las 23,00. Las ciudades tienen otro aspecto cuando cae el sol, y te garantizo que el ambiente de los Museos Vaticanos tiene algo hechizante y especial. Sin duda, un museo que merece la pena visitar de noche.

Visita Guiada basilica de San Pedro
Casi vecinos, amigos de amigos que al venir a Roma traen recuerdos, un acento familiar, una forma de mirar y reír que te recuerda sonidos de tu tierra. Una alegría compartir este mundo romano que nos espera y acoge con mil tesoros. En sus miradas alegres e ilusionadas toda la satisfacción de un amigo – anfitrión. Hasta pronto, En Roma.