La genialidad de Miguel Ángel puede ser admirarda en distintos sitios de la ciudad. Roma debe, en parte, su belleza y unicidad al enorme talento de este gran artista florentino quien, durante su estancia en la Ciudad Eterna, supo dejar una huella inmortal.

Miguel Ángel Buonarroti es uno de los mayores artistas de la historia. Nacido en Florencia, el talento de Michelangelo atrajo la atención del mismísimo Papa. Ello, sumado a que Roma se convirtió en el centro del Renacimiento y lugar de tantos encargos artísticos a inicios del siglo XVI, atrajo al genio florentino a la Ciudad Eterna. Gracias a su estancia en la Capitale, hoy disfrutamos de numerosos lugares de Miguel Ángel en Roma. Donde el artista, con su trabajo y talento, dejó su huella. ¡Vamos a conocerlos!

Plaza Venecia

Al fondo de Plaza Venezia, en el lado opuesto del monumento Vittoriano, tenemos una placa en la fachada del edificio que nos recuerda que, un día, allá por los primeros años del 1500, allí cerca, en una calle ahora desaparecida, estuvo la casa de Miguel Ángel en Roma. Si nos adentramos en un callejón que sale por el lado derecho de Plaza Venecia, encontraremos un mural de Street Art homenajeando a Michelangelo precisamente allí, cerca de su casa romana.

Lugares de Miguel Ángel en Roma: Gianicolo

Cosas de Roma, esa casa de Miguel Ángel en Plaza Venecia no conserva su fachada principal. No es que se destruyera, la fachada fue llevada… ¡hasta el Gianicolo! Aquí, muy cerca de Porta San Pancrazio y en un muro encontramos la fachada de la que fue la casa del artista en Roma. Desde Marcel de’ Corvi, cerca de la actual Piazza Venezia en donde residía Miguel Angel, acabó en lo alto de esta colina. Cuanto menos, curioso.

fachada casa miguel angel roma
La fachada de la casa de Miguel Ángel en el Gianicolo.

Basílica de San Pedro

El Vaticano es uno de los lugares más sagrados del mundo. Además, también concentra algunas de las obras maestras de Miguel Ángel. Curiosamente, el Vaticano presume de tres facetas de Miguel Ángel como artista: arquitecto, escultor y pintor.

De la Basílica de San Pedro debemos a Miguel Ángel su grandiosa cúpula. Palabras mayores. La Cúpula de San Pedro no es sólo una de las más bellas del mundo sino también una de las más grandes. Por no hablar de que es uno de los símbolos de Roma.

Por si fuera poco, en el interior de la basílica se conserva una de los mejores trabajos escultóricos de Miguel Ángel: la escultura de la Piedad del Vaticano.

Piedad Miguelangel Basílica de San Pedro

De esta forma, en San Pedro, nos podemos encontrar con Miguel Ángel a lo largo de su vida. Un joven veinteañero que acaba de realizar la Piedad, un maduro hombre de 33 años pintando la bóveda de la Capilla Sixtina, un anciano arquitecto que trabajará hasta su muerte en 1564 en los trabajos para completar la nueva basílica de San Pedro.

Lugares de Miguel Ángel en Roma: Capilla Sixtina

Uno de los lugares de Miguel Ángel en Roma es también uno de los más visitados del mundo. Todo gracias a su talento. La Capilla Sixtina es uno de los trabajos artísticos más destacados de la historia. Miguel Ángel fue el encargado de pintar la pared del altar y la bóveda. Sus pinturas del Juicio Final y la Creación de Adán son estudiadas todavía en nuestros días en las universidades.

capilla sixtina vaticano
Visión de la bóveda de la Capilla Sixtina. En el centro, la creación de Adán.

San Pietro in Vincoli

Si la Piedad es una de las esculturas más importantes de Miguel Ángel, lo mismo sucede con su estatua del Moisés. Aunque esta última es a menudo una olvidada por los visitantes. En la iglesia de San Pietro in Vincoli, muy cerca del Coliseo, tenemos este oasis de paz donde Moisés, tan real que parece levantarse, es la joya de toda una estructura que forma la tumba del Papa Julio II.

Moisés de Miguel Angel

Lugares de Miguel Ángel en Roma: Plaza del Campidoglio

Otro de los lugares más visitados de Roma lleva la firma de Miguel Ángel. La Plaza del Campidoglio, a inicios del siglo XVI, tenía un aspecto bastante pobre. Tanto que el papa Pablo III, antes de recibir al emperador, se avergüenza de su estado y pide a Miguel Ángel que la reforme por completo. Miguel Ángel creó un proyecto pero éste se realizó siglos después de su muerte. Para suerte de Roma, lo hicieron siguiendo su diseño.

Plazas de Roma - Campidoglio - Miguel Angel
El característico diseño de la Plaza del Campidoglio.

Santa Maria Sopra Minerva

Pegada al Panteón está la iglesia de Santa Maria Sopra Minerva. Un rincón maravilloso de Roma ya desde su exterior, donde el impresionante ‘Elefantino’ de Bernini es una antesala de ensueño. En el interior tenemos otra genialidad escultórica de Miguel Ángel. Una estatua de casi dos metros representando a Cristo resucitado, sujetando poderoso su cruz, que ahora es símbolo de vida y no de muerte.

Palazzo Farnese

En el Palazzo Farnese volvemos a encontrarnos con el genio de Miguel Ángel, esta vez como arquitecto, que diseñó la fachada y el patio del bonito palacio que hoy es la sede de la embajada francesa en Italia.

Porta Pia

Los lugares de Miguel Ángel en Roma, como vemos, son muchos y de tan amplia variedad como el talento del maestro. En sus últimos años, Miguel Ángel mezcló su arte y su innovación con la Antigua Roma. Así, en las murallas aurelianas, diseñó y creó una puerta de una estética fascinante. La Porta Pia es el motivo de muchos giros de cuello en los romanos que pasan conduciendo por la carretera donde se encuentra. Pero ojo, la mano de Miguel Ángel se aprecia en forma clara en la cara que mira a la ciudad, entrando por via XX Settembre.

Santa Maria degli Angeli

En la Plaza de la República tenemos otra fantástica mezcla de la Roma Antigua y el arte de Miguel Ángel. En uno de los espacios de las Termas de Diocleciano está la basílica de Santa Maria degli Angeli, cuya reforma y reestructuración fue responsabilidad de un Michelangelo ya anciano. Respetando lo antiguo y aportando su infinito talento, Miguel Ángel nos legó otra maravilla en Roma con uno de sus últimos trabajos.

 

santa maria degli angeli
Santa Maria degli Angeli en Plaza de la República.

Paseando con Miguel Angel por Roma

En la apertura del testamento de Miguel Ángel, el día siguiente a su muerte, nos encontramos con que entre sus bienes había un pequeño caballo. En palabras textuales «un ronzinetto piccolo, di pelo castagnaccio, con sella e briglia.» Nos lo podemos imaginar ya mayor yendo desde su casa hasta San Pedro para controlar los trabajos de la basílica. Así también se lo imagina o nos lo cuenta Taddeo Zuccari en un dibujo en el que aparece Miguel Ángel a caballo, inspeccionando el trabajo de Taddeo mientras pinta la fachada, quizás en piazza Mattei. Es una bonita forma de encontrarnos a este titán del arte, más humano, siempre con sus botas que no se quitaba ‘per timor degli umori’. Unas botas con las que también lo podemos reconocer en el famoso fresco de Raffaello en la Stanza della Segnatura. 

Miguel Angel paseando a caballo por Roma viendo como trabaja Taddeo Zuccaro

2 Comentarios

    10/09/2022

    Excelentes relatos, dan pistas exactas de donde encontrar el gran legado de Miguel Ángel en la bella Roma.

      10/09/2022

      Gracias, Jorge, espero que pronto tengas ocasión para descubrir in situ ese gran legado y disfrutarlo, haciéndolo revivir en tus emociones. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *