Qué ver en Roma en un día

Roma en 24 horas

Qué ver en Roma en 1 día

Roma es llamada, y no sin motivo, la Ciudad Eterna. Precisamente es una eternidad lo que haría falta para conocer cada uno de sus rincones. Una frase muy común entre los romanos es que se necesita una vida para hacerlo. Nosotros, que vivimos en Roma, no podemos hacer otra cosa que concordar. Sin embargo, también trabajamos en Roma y lo hacemos para ayudaros a todos con vuestro viaje. Y, entonces, ¿si no sólo no tenéis una vida, sino que contáis con un solo día en Roma? No os preocupéis. Nosotros os damos la solución para aprovechar al máximo 24 horas en Roma proponiéndoos qué ver en Roma en 1 día. Siendo la vuestra una visita exprés y teniendo ante vosotros una de las ciudades más bellas y con más monumentos del mundo, sobra decir que el tiempo es oro. Pero tampoco por ello hay que correr. Roma hay que saborearla y disfrutarla como se merece. Con un recorrido en el que daremos un bonito paseo por la ciudad y abarcaremos muchos de los grandes atractivos de Roma, veremos que ver en Roma en un día sí, es imposible, pero se puede visitar sus grandes estrellas y pasar un día memorable. ¡Vamos a ello!

Qué ver en Roma en un día: empezar a lo grande con el Coliseo

No podemos empezar por otro sitio que no sea el símbolo de Roma: el Coliseo. Desde aquí iniciaremos nuestra jornada en Roma. Pero no sólo por la importancia del monumento, sino que además es un punto muy fácil de alcanzar con el transporte. Además de que es muy posible que vuestro alojamiento (si pasáis la noche en Roma) esté cerca del lugar más visitado de la ciudad. Sólo con contemplar al ‘coloso’, aunque sea nuestra primera parada, ya habrá merecido la pena el día. Eso es una garantía. Al contar solo con 24 horas, lo visitaremos sólo desde fuera, pues hay mucho que ver en Roma en un día. Junto a él podemos admirar también el Arco de Constantino, una pareja que son la mejor postal de Roma. El Coliseo es uno de los edificios de la antigüedad mejor conservados del mundo y una de las 7 maravillas del mundo, la única en Europa. Hoy es uno de los bienes culturales más visitados del planeta, pero su función original era muy diferente. El Anfiteatro Flavio era un lugar donde se celebraban espectáculos de todo tipo. Desde batallas de gladiadores hasta cacerías pasando por ejecuciones e incluso batallas navales. Su inauguración fue en el año 80. Estamos hablando de una construcción de casi 2000 años y que, muy lejos de su esplendor original, nos sigue dejando mudos con su belleza. Sólo imaginar como habría sido pone la piel de gallina. Tour Coliseo, Foro y Palatino
El Coliseo bañado por el sol romano.

De la Antigua Roma a la Roma moderna: Plaza Venecia

Una vez hayamos disfrutado de la estrella de Roma y del Arco de Constantino, nos dirigiremos a Plaza Venecia por la Via dei Fori Imperiali. A ambos lados de esta calle se encuentran los restos del corazón de la antigua Roma. El Foro Romano, el Palatino, el Foro de Trajano y, al final a nuestra derecha la imponente Columna Trajana. En un bonito paseo y asomándonos a los miradores, podremos maravillarnos con el Foro apreciando una de las mejores vistas de Roma. Parándonos a respirar su historia con sus impresionantes vistas, veremos el que fue el corazón de Roma. Donde se encontraba el edificio del Senado, el templo de las Vestales y la mayor parte de los edificios de importancia de la antigua ciudad. Hoy, aunque sólo queden ruinas, su belleza y riqueza histórica hacen de a este lugar único. Al llegar a Plaza Venecia, la historia antigua se junta con la moderna en el monumento a Vittorio Emanuele II, también conocido como Il Vittoriano. Con su gran envergadura, su preciosa escalinata y su blanco impoluto es siempre un precioso lugar ante el que pararse y observar. Su construcción es un homenaje a la reunificación de Italia en el 1870, cuando todo el territorio, liderado por Vittorio Emanuele II, volvió a reunirse bajo un solo poder y cuya unidad se ha mantenido hasta nuestros días. Nuestro siguiente destino será nada más y nada menos que la Fontana di Trevi. Puede que estéis en Roma poco tiempo, pero de qué ver en Roma en 1 día no puede faltar la fontana. Además, si tiráis la moneda… ya sabéis que volveréis. Esta fuente es uno de los lugares más sobrecogedores de la Ciudad Eterna. En una pequeña plaza, sin esperároslo, de repente os encontraréis con una de las mayores bellezas conocidas por el hombre. Roma del Agua Tour Privado
La Fuente de Trevi es uno de los mayores atractivos de Roma

Plazas de Roma y sus tesoros: Trevi, Navona y el Panteón

Este es un punto ideal de la jornada para hacer una pausa y comer en alguno de los fantásticos restaurantes de Roma y degustar su genial gastronomía. Luego de una bonita caminata y habiendo conocido el Coliseo, el Foro, Plaza Venecia y la Fontana de Trevi, es el momento perfecto para pararse a comentarlo con nuestros acompañantes (o a reflexionarlo con nosotros mismos) mientras saboreamos una riquísima pizza o un plato de la única pasta italiana. Una vez hayamos cogido fuerzas, quizás ayudados por un sabroso espresso después de la comida, es turno para continuar con nuestra ruta. Desde la Fontana di Trevi, iremos hasta Plaza Navona pasando por el Pantheon, dos lugares espectaculares y muy cerca uno del otro. En la plaza del Pantheon veremos el edificio mejor consevado de la antigua Roma. El Panteón, construido por Adriano como un templo para todas las divinidades, fue una auténtica innovación para la época. Su cúpula es una de las más admiradas y especiales. Pues su tamaño es prácticamente el mismo que el de su planta… ¡y está abierta! Con un agujero en su cima, podemos ver su interior con luz natural de una forma muy peculiar. En su interior también descansa uno de los mejores artistas de todos los tiempos: Rafael. Todavía maravillados por el Panteón, llegaremos a Plaza Navona para estarlo aun más. Pues esta es una de las plazas más bonitas de Roma. Su forma ovalada se debe a que el la antigua Roma aquí se encontraba el estadio de Domiciano, un lugar con características similares al Circo Máximo. Hoy en día, la maestría de artistas como Bernini y Borromini le han dado a Plaza Navona monumentos que son ya universalmente conocidos y reconocidos. El más destacado es la Fuente de los Cuatro Ríos, una de las más bellas de Roma. Busqueda del Tesoro Roma del Agua
La belleza de Plaza Navona no puede faltar en qué ver en Roma en un día.

Castillo Sant’Angelo y el Vaticano: el cierre perfecto

Desde aquí afrontaremos el último tramo de la jornada. ¡Cuántas cosas que ver en un día en Roma! Imaginaros su grandeza si los propios romanos dicen que hace falta una vida. Deseamos que esa moneda que habéis dejado en la Fontana di Trevi cumpla con su profecía. Saliendo de Plaza Navona, cruzaremos el río Tiber para contemplar una de las imágenes más increíbles de Roma con el puente atravesando el río y el Castillo de Sant’Angelo al otro lado. El castillo nació como mausoleo del emperador Adriano y su historia tan larga lo ha visto ejercer funciones muy variadas a lo largo de los siglos. Desde fortaleza o prisión hasta llegar al museo que es hoy en día. Una calle recta, que habréis visto en innumerables fotos y postales de Roma, une Castel Sant’Angelo con la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Esta será nuestra última etapa. Con suerte, podrá coincidir con la puesta de sol. Caminar por Roma anocheciendo mientras vemos acercarse la cúpula de la Basílica de San Pedro y llegar a la plaza es el colofón final a nuestra aventura romana. Tener la basílica y la plaza del Vaticano como lo último que ver en Roma en un día es el final perfecto. Visitas Guiadas Vaticano
La Basílica de San Pedro y la Plaza de San Pedro con su preciosa columnata.
Aquí podréis sentaros a reflexionar sobre el magnífico día vivido y todo lo visto durante las 24 horas en Roma con el mejor fondo posible. La Plaza de San Pedro es una de las mayores genialidades arquitectónicas obra del maestro Bernini, de quien ya disfrutamos en Plaza Navona. Y observando la Basílica, con su impresionante cúpula, vemos la mano de otro genio histórico como Miguel Ángel. Una vez hayáis disfrutado del espectacular exterior del Vaticano, podréis volver muy fácilmente a vuestro alojamiento, a la estación o a cualquier punto de la ciudad. Pues muy cerca se encuentra la parada de metro Ottaviano que podrá conectaros con la red de transporte público y así podréis llegar a vuestro destino sin tener que caminar de nuevo. Si queréis disfrutar a la vez de las vistas de Roma o si os dirigís al aeropuerto, podéis contratar nuestro servicio de traslados privados. Seguro que, mientras os alejáis, lo haréis pensando en volver a Roma. Lo que ver en Roma en un día es tanto… y sabe a tan poco. Roma es única.

Mapa de nuestro recorrido qué ver en Roma en un día

Un día lleno de las mejores bellezas de la Ciudad Eterna.
Compartir
Share on facebook
Share on email