Coliseo Roma
“Oblectat me, Roma, tuas spectacre ruinas, ex cuius lapsu gloria prisca patet…” Pío II, De Roma

El Coliseo Romano es, sin duda, el monumento – símbolo más emblemático de la Ciudad Eterna. Fue construido para celebrar la grandeza de un imperio y de una ciudad que marcó la historia mundial.

Ahora, las cosas han cambiado y ya no hay gladiadores ni leones luchando pero es increíblemente fascinante contemplarlo. Este monumento, cada una de sus piedras, nos habla de su importancia. Construido hace 2000 años con los instrumentos técnicos de esa época sigue asombrándonos con su grandiosidad.

El Coliseo, además, ha pasado a ser el símbolo de la Roma Caput Mundi. Ya con Virgilio, al inicio de la época imperial, Roma quería mostrarse como centro del mundo. “Tityrus et fruges Aeneiaque arma legentur Roma triumphati dum caput orbis erit”. (Am. I, 15, 25). El Coliseo, en la imaginación de todos, es el centro de esa “Roma triunfante mientras sea cabeza del orbe”.

En esta página puedes encontrar una gran cantidad de información, histórica y práctica, sobre el majestuoso Coliseo romano: la historia del Anfiteatro Flavio, cómo llegar, los horarios y el precio de las entradas. Todo ello, actualizado y con detalles útiles para visitar el Coliseo.
Nos encontramos ante el que quizás sea el símbolo más popular y representativo de Roma, aunque no siempre fue así.

interior del Coliseo romano

Fue Vespasiano el que decidió la construcción del primer anfiteatro estable de la ciudad. Esta área estaba ocupada, de hecho, por un lago artificial, contiguo a la gran Domus Aurea de Nerón. El Coliseo Romano – Anfiteatro Flavio fue dedicado en el año 79 d. C. e inaugurado en el año 80 por Tito con unos juegos que duraron 100 días. Más tarde, fue completado en su parte superior durante Domiciano y restaurado más tarde por el emperador Alejandro Severo.

El Coliseo tras la época imperial

En edad tardo imperial su uso quedó reducido a las ‘venationes’ (cacerías). En la Edad Media, tras varios terremotos que lo habían dañado seriamente, fue transformado en fortaleza. Perteneció primero a la familia Frangipane y luego a los Annibaldi. En 1312 pasó al Senado y al Pueblo Romano. Más tarde, pasó por un período de decadencia y degrado. De hecho, en su interior se formó incluso un pequeño bosque de laureles. Sus piedras fueron utilizadas como cantera para obtener materiales de construcción para otros edificios de la ciudad como la iglesia de San Agustín.
El papa Benedicto XIV puso fin a esta situación consagrándolo a la Pasión de Jesús construyendo alrededor de la arena un Via Crucis.

coliseo romano

Descripción del Coliseo Romano

La fachada externa del Coliseo romano tiene una altura de 48,5 metros y es de travertino. Presenta una triple serie de 80 arcos con semicolumnas de los tres órdenes (dorico, jónico y corintio). En los foros cuadrados que se aprecian en la parte superior se introducían los maderos que sostenían el ‘velarium’ protegiendo así a los espectadores del sol.

La arena era elíptica (86×54 metros) y estaba separada de la cavea por un muro y una balaustrada. La cavea era de mármol y estaba dividida en ‘maenania’ (balconadas) en sentido horizontal y en ‘cunei’ sectores circulares en sentido vertical con sus correspondientes escaleras y accesos (‘vomitoria’). La parte alta estaba reservada a las mujeres. En los subterráneos de la arena había dos entradas monumentales y estaban llenos de galerías y salas para las fieras y los combatientes.

El Coliseo romano tenía una capacidad para unos 50.000 espectadores.

zona coliseo circo maximo palatino foro antigua roma

Imagen del Coliseo y zona del Circo Máximo, Palatino y Foro Romano en época imperial. Maqueta que podréis observar en el Museo della Civiltà Romana (actualmente cerrado por reestructuraciones)

El nombre Coliseo

Cerca del Anfiteatro el emperador Adriano colocó la estatua de bronce dorado que Nerón había hecho construir para su Domus Aurea. Zenodoro, el artista y constructor, representó en ella al emperador con la cabeza rodeada de rayos solares.

Quizás el término Coliseo derive de este coloso de Nerón. Lo cierto es que el primer testimonio del uso de este término para el Anfiteatro Flavio lo encontramos en la obra Collectanea de el Venerable Beda, un monje anglosajón de inicios del s. VIII.

Una nota literaria sobre el Coliseo

Pedro Antonio de Alarcón, en su libro De Madrid a Nápoles de 1860, escribe:

La luna es el sol de los que fueron, el alma de la soledad, la única compañera del olvido. Roma Antigua, vista de aquella manera, desde lo alto del Capitolio, tenía más vida, existía más en mi imaginación que la Roma moderna que se me apareció un momento después al otro lado de la sagrada cumbre.

No te pierdas nuestra guía divertida de Roma… El Coliseo Romano visto por un niño.

dibujo coliseo romano

Horarios de Apertura del Coliseo Romano

ABIERTO:

  • 8.30-16.30: Desde el último domingo de octubre hasta el 15 de febrero;
  • 8.30-17.00: Desde el 16 de febrero hasta el 15 de marzo;
  • 8.30-17.30: Desde el 16 de marzo hasta el último sábado de marzo;
  • 8.30-19.15: Desde el último domingo de marzo hasta el 31 de agosto;
  • 8.30-19.00: Desde el 1 al 30 de septiembre;
  • 8.30-18.30: Desde el 1 de octubre hasta el último sábado de octubre;

CERRADO: 1 de enero, 1 de mayo y el 25 de diciembre.

La taquilla cierra una hora antes del cierre del Coliseo.

coliseo fieras

Precios de las entradas para el Coliseo Romano

  • Precio Entrada en la taquilla, Entero: 12,00 euro
  • Precio Entrada en la taquilla, Reducida: 7,50 euro, para ciudadanos de la Unión Europea entre 18 y 24 años y para los docentes de la UE
  • Gratis: menores de 18 años. Asimismo, el primer domingo de cada mes la entrada es gratis para todas las personas. Eso sí, se forman grandes colas.
  • Si compras online con reserva, el billete del Coliseo cuesta 2 euros más.

Los billetes incluyen la entrada al Palatino y al Foro Romano. Además, los billetes son válidos por 2 días. 

RESERVA ONLINE DE ENTRADAS SIN COLAS

También te indicamos las taquillas para comprar las entradas del Coliseo:

La taquilla del Palatino en Via di San Gregorio n. 30
en Piazza Santa Maria Nova n.53 (a 200 mts del Coliseo)
largo della Salara Vecchia – ex Largo Romolo e Remo – (Foro Romano)
Palacio Altemps y el Museo delle Terme di Diocleziano (suplemento € 2 de preventa).
Con la Roma Pass o la Archeologia card se puede entrar en el Coliseo romano saltando la fila.

coliseo vista arena

  • Metro: Línea B, parada Colosseo. Hay dos salidas muy cerca del Coliseo. Una que da a via dei Fori Imperiali y otra en la parte superior.
  • Bus (lineas): 3 – 60 – 75 – 85 – 87 – 117 – 175 – 186 – 271 – 571 – 673 – 810 – 850

El Coliseo y los ‘munera’ de los gladiadores

Los ‘juegos gladiadores’ o ‘munera’ en su origen estaban en relación con las conmemoraciones por un difunto. Provienen de la cultura etrusca. Según la tradición empezaron a celebrarse en Roma a partir del 264 a. C. en los funerales de Décimo Junio Bruto Pera. De hecho, en estos primeros ‘juegos’ lucharon 3 pares de gladiadores.  Sin embargo, bien pronto su fama se fue extendiendo y en el 183 a. C en los juegos en honor de P. Licinio Crasso intervienen 60 parejas de gladiadores. Con los juegos de Trajano se llega a 5000 pares de gladiadores. Con la extensión de los mismos por todo el imperio el significado funerario da paso a considerarlos como simples espectáculos y ocasiones de propaganda electoral o para obtener el favor popular.

Para prepararse a su dura vida con más posibilidades de éxito los gladiadores se reunían en ‘familiae’ bajo un ‘lanista’ que se ocupaba de entrenarlos y mantenerlos, subdividiéndolos según el tipo de armas y de lucha que utilizaban.

Entre los gladiadores había hombres libres condenados a la pena capital (noxi ad gladium ludi damnati) que salían a la arena casi inermes y sin entrenamiento. Otros eran condenados ‘ad gladium’ como condena equivalente a los trabajos forzosos. En este caso, superada la prueba gladiadora honorablemente, en muchos casos obtenían la libertad. Estos se entrenaban en las escuelas y en paridad con otros gladiadores. Asimismo, existían también hombres libres que se ponían en condición de ‘auctorati’. Es decir, sin dejar de ser hombres libres ponían su cuerpo a disposición de un lanista.

coliseo lucha gladiadores mosaico

Mosaico del s. III proveniente de Roma y actualmente en el Museo Arqueológico de Madrid

Por último, existían los esclavos condenados a estos juegos o ‘alquilados’. Llevaban una vida tan dura y vigilada que los altercados y muertes eran muy frecuentes. De hecho, Séneca tristemente observa que estos desgraciados “…edunt ac bibunt quae per sanguine reddant…”

Los combates de gladiadores continuaron hasta tiempos del emperador Honorio. De hecho, hay una tradición que habla del monje Telémaco que llega a Roma y se lanza a la arena con la intención de poner fin con estas luchas. Las ‘venationes’ o caza de animales siguieron hasta el s. VI en tiempos de Totila.

Tenemos muchas ofertas si quieres visitar el Coliseo. Entra, por tanto, en nuestra página dedicada a las visitas guiadas y encontrarás los mejores precios tanto en tours privados como en grupo en la Ciudad Eterna. Si non quieres perderte nada y ver el Coliseo disfrutándolo, te ofrecemos nuestras palabras, experiencia y servicios turísticos. Entradas sin colas y una atención personalizada:

Visita guiada Coliseo, Foros y Palatino

  • Precio mínimo garantizado
  • Entradas sin colas
  • Sin intermediarios
  • Guías oficiales

Novedad: Visita los Subterráneos del Coliseo, el Foro Romano y el Palatino.

subterraneos coliseo noche

NOTICIAS COLISEO

  • La luna sobre el Coliseo. Durante el período estivo también los domingos podréis visitar el monumento de noche.
  • Espectáculo nocturno Sangre y Arena (inglés e italiano).
  • Nuevo billete SUPER que permite la entrada en la Casa de Livia, Augusto, Santa Maria Antiqua y Orti Farnesiani.

¡ATENCIÓN! Normas de seguridad.

CONFORME LAS NUEVAS NORMAS DE SEGURIDAD, QUEDA PROHIBIDO ACCEDER AL COLISEO CON MOCHILAS O BOLSOS DE GRAN TAMAÑO. Es necesario, además, pasar por un detector de metales. Asimismo, está prohibido acceder con latas o botellas de cristal.

El 26/2/2018 excepcional nevada que nos ha dejado imágenes del Coliseo como esta:

visita coliseo nevado febrero 2018

Visitar el Coliseo romano

El Coliseo romano es uno de los monumentos más conocidos en todo el mundo (el segundo más visitado tras la Gran Muralla china). De hecho, cada año recibe la visita de más de 6 millones de turistas.
Asimismo, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y es una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.
En este apartado encontrarás toda la información útil acerca del Coliseo romano (nombre que le fue dado en la alta Edad Media al Anfiteatro Flavio), desde cómo llegar hasta como evitar las colas o disfrutarlo con nuestras visitas guiadas.

Además, para lo que necesites, aquí nos tienes Tu Guía En Roma (comentarios, preguntas, últimas noticias…)

Tour Coliseo, Foro Romano y Palatino

Visita Coliseo, Foro y Palatino

Visita Coliseo, Foro y Palatino

Reserva nuestro Tour Coliseo con arena, Foro y Palatino a un precio imbatible, con guía en español, entradas sin colas
4.77 / 947 comentarios
por persona
Visita Coliseo con subterráneos, Foro Romano y Palatino

Visita Coliseo subterráneo, Arena, Foro y Palatino

Visita Coliseo subterráneo, Arena, Foro y Palatino

Una visita que EnRoma te ofrece en exclusiva en español. Desciende a los antiguos espacios subterráneos del Coliseo, bajo la arena para realizar una experiencia única. Disfruta sin colas y en grupos muy reducidos en las entrañas de la Antigua
4.94 / 16 comentarios
por persona