Coliseo Edad Media: un anfiteatro con mil vidas

La historia del Coliseo es muy extensa, pues hablamos de un monumento inaugurado en el año 80 d.C. El Anfiteatro Flavio fue sede de espectáculos de todo tipo, pero su recorrido hasta nuestro tiempo le ha hecho pasar por etapas de lo más variopintas. De ser el anfiteatro por excelencia de Roma y una de sus maravillas pasó a quedar en el olvido, en el abandono. El Coliseo durante la Edad Media fue reconvertido en lugar de culto y cementerio con la construcción de una iglesia, fue casa y fortaleza de diferentes familias y fuente de materiales para nuevas construcciones.

Toda una vida de altos y bajos y de cambios drásticos que, al visitarlo hoy en su condición de símbolo majestuoso de Roma, nadie podría creerse.

El fin del Coliseo como anfiteatro

A partir de la segunda mitad del siglo III, la popularidad del Coliseo y de los juegos allí realizados comenzó a descender. Coincidiendo también con el comienzo de la decadencia del Imperio Romano. Pese a todo, el Coliseo tuvo una larga vida como anfiteatro. Pues siguió albergando espectáculos hasta el siglo VI. Incluso la Arena y la estructura fueron reparadas debido a terremotos y tormentas que las dañaron.

La última lucha de gladiadores de la que se tiene constancia data del 435. Pero, aunque estos espectáculos desaparecieron en el siglo V en el Coliseo, las venationes (luchas y cazas con animales) sobrevivieron casi un siglo más.

Sin embargo, la caída del imperio, el fin de la Antigua Roma y el ascenso del cristianismo acabaron de capitular los días de un Coliseo activo. Al menos como anfiteatro.

interior coliseo iglesia santa maria pieta cuadro de eckersberg
Cultos cristianos en el Coliseo.

Una iglesia en el Coliseo durante la Edad Media

El cristianismo tuvo un crecimiento enorme, estableciéndose velozmente como la religión en Roma. Cuando el Coliseo quedó obsoleto en cuanto a su función inicial, ya en el mismo siglo VI se construyó en su interior una iglesia. Sí, tal y cómo lo leéis, una iglesia dentro del Coliseo. Y eso no es todo, en la arena, ya asolada por la tierra debido al gradual abandono, se estableció un cementerio cristiano.

El hipogeo quedó así enterrado y olvidado. Con una iglesia y un cementerio en su interior, el Coliseo en la Edad Media se convirtió en una especie de plaza de Roma. Una más de las calles de Roma. En sus graderíos y túneles se formaban espacios que se alquilaban y que eran dedicados como viviendas, comercios o fábricas.

Esta situación duró unos seis siglos en total. Es decir, Coliseo tuvo este uso durante más tiempo del que fue aquel legendario estadio.

Casa y fortaleza de los Franginpani

Durante el siglo IX, el Coliseo sufrió daños por dos terremotos que causaron el derrumbe de algunas de sus partes. El anfiteatro, aunque con partes alquiladas a romanos de a pie, seguía siendo propiedad de la iglesia, que mantenía su lugar de culto en su interior.

Sin embargo, el papado sufriría algunas dificultades e incluso la expulsión de algún Papa con la entrada del nuevo milenio. Además, algunas familias nobles romanas ya acumulaban cierto poder y riqueza.

Una de ellas fue la de los Frangipani. A inicios del siglo XIII, los Frangipani compran el Coliseo al Papa. El Coliseo era ya un edificio abandonado y, con los terremotos, en ruinas, que cada vez quedaba más apartado de la nueva ciudad. Una Roma cuyo centro era ya el Vaticano.

De esta manera, los Frangipani lo hicieron su hogar. Construyendo y reformando haciendo del Coliseo una auténtica fortaleza privada.

Con esa nueva vida, el coloso cambiaría de dueño alguna vez más acogiendo a nuevos propietarios hasta que retornó al primero, la iglesia, en el 1312.

coliseo edad media
Mapa de Roma durante la Edad Media.

Coliseo en la Edad Media: fuente de materiales

Puede que el Coliseo hubiese perdido ya hacía mucho su esplendor inicial. Pero aun los ‘’restos’’ de una obra de tal magnitud dejaban una gran cantidad de materiales preciosos y preciados por cualquiera a un alcance envidiable.

Los papas no dejaron pasar esta oportunidad y, con el crecimiento de una nueva Roma, tuvieron en el Coliseo una cantera, fuente de travertino, bronce y mármol en la misma ciudad. Bueno, en aquel entonces, ya afueras de la ciudad.

Esto tuvo un punto de inflexión con el terremoto del 1349, que afectó gravemente al Coliseo en la Edad Media. Tanto que destruyó parte del anillo exterior. Lo que actualmente vemos fácilmente a primera vista que falta de la estructura.

Este terremoto, al tirar una parte importante del edificio, dejó en bandeja de plata a la iglesia una cantidad inimaginable de materiales. El Coliseo ya no tenía interés, reformarlo no fue nunca una opción, pues la nueva Roma era otra.

En el Renacimiento y en Barroco en Roma, los grandes palaciosplazas fuentes tuvieron en el Coliseo una importante fuente de materiales. Con ellos, artistas como BerniniMiguel ÁngelBorrominiRafael y tantos otros crearon las maravillas que nos rodean hoy en Roma.

Descubre el Coliseo medieval durante una visita guiada

Participando en nuestra visita guiada al Coliseo con uno de nuestros guías especializados podrás descubrir sus transformaciones a lo largo de los siglos. Tantos detalles del Coliseo en su época medieval te sorprenderán al verlos en vivo y en directo contados por una voz experta.
Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email