Augusto en Roma

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Octavio Augusto fue el primer emperador de Roma. Escogido por Julio César como su sucesor, Augusto apuntaba desde muy joven a tener un papel clave en la historia de Roma. Y así fue. Augusto no sólo inició el Imperio Romano y obtuvo una paz duradera ya casi olvidada en Roma. El Prínceps cambió por completo la imagen de Roma aportando nuevos monumentos, restaurando las calles y levantando nuevas termas y anfiteatros. El propio Augusto resumió perfectamente este proceso con estas palabras: ‘’encontré Roma como una ciudad de ladrillo y la dejé en mármol. ’’

Caminaremos en esta página tras las huellas de Augusto en Roma. Repasando su legado en los lugares construidos por el Prínceps y que todavía podemos visitar en nuestros días.

El Foro de Augusto en Roma

El Foro Romano era el centro de la actividad en la antigua Roma. Con el crecimiento de la población y de la misma Roma, Julio César había ya ampliado el foro con el Foro de César.

Con un crecimiento imparable, Augusto se topó con una situación similar a lo que aplicó la misma solución. Creando así el Foro de Augusto. Hoy ambos foros están separados por la Via dei Fori Imperiali. En el Foro de Augusto, el edificio más destacado era el templo de Marte Vengador. Monumento del que más restos se conservan, con sus escaleras y algunas columnas aun visibles. Sabemos de otros edificios y decoraciones del foro, aunque no se conservan. Por ejemplo, se sabe que Augusto levantó estatuas en honor a Eneas y a Rómulo.

Augusto también continuó algunas de las obras que iniciara su padre adoptivo César, rematando por ejemplo la Curia Julia.

foro augusto al alba
Foro de Augusto al amanecer.

El Palatino y la Casa de Augusto en Roma

La colina del Palatino quizás no era el centro de la vida en Roma, pero era la colina sagrada donde Rómulo había fundado la ciudad. Por este respeto, en los tiempos de Augusto no era muy habitual que los mandamases de Roma vivieran en la colina. Sin embargo, Augusto sabía de su poder y de su relevancia en la historia romana. Digno incluso de compararse con Rómulo, se construyó la Casa de Augusto en el Palatino.

Aunque ésta era una morada humilde en sus inicios, el Prínceps fue ampliándola con el tiempo. De todas maneras, su fastuosidad no llegó nunca al tremendo palacio imperial que sus sucesores acabarían teniendo. Palacio que acabaría representando a la propia colina palatina y formando así la misma palabra ‘palacio’.

Teatro Marcello

Marcello era un sobrino muy querido para el emperador. En honor a él, Octaviano construyó un grandioso teatro en Roma que llevaría su nombre: el Teatro Marcello. En el teatro se representaban obras y fue incluso utilizado en alguna ocasión, gracias a su gran tamaño, para algunas reuniones extraordinarias del senado.

Prácticamente dos milenios después de su creación, el Teatro Marcello sigue siendo uno de los monumentos imprescindibles que ver en Roma durante un viaje. Un valor de Roma que nos dejó el legendario Octaviano.

teatro marcelo sinagoga barrio judio

Panteón de Agripa

No mucho antes de Augusto, el Campo de Marte (Campo Marzio) era un terreno a las afueras de Roma que servía como lugar de entrenamiento de tropas. A la muerte de Augusto, algunos historiadores de la época no dicen que Roma bien podría verse como una adhesión organizada desde el Campo de Marte. Exagerado, pero es indudable el crecimiento de la zona.

Uno de los motivos principales fue la creación, por orden de Augusto, del Panteón de Agripa. Aunque hay que apuntar que el Panteón no lo construyó Augusto tal y como lo conocemos hoy. El responsable de tan magna obra fue el emperador Adriano.

Pero sí es cierto que la primera obra la hizo Octavio en honor a su mejor general, Agripa. El Panteón creado por Augusto sufrió un gran incendio y quedó en ruinas, abandonado. Adriano aprovechó, algo más de un siglo más tarde, la estructura y lo convirtió en la genialidad que aún hoy es.

Panteon Roma de noche

Mausoleo de Augusto

También en el Campo de Marte construyó su mausoleo, el Mausoleo de Augusto. Por cierto, recientemente reformado y abierto al público para su visita. Muy cerca de la Via del Corso.

El emperador se inspiró en el monumento funerario de Alejandro Magno (a quien Augusto admiraba) en Alejandría para hacer el suyo propio. Un enorme edificio circular que acogería las cenizas de su familia y las suyas propias. Un apunte curioso, su sobrino Marcello, al que dedicó el teatro, también tuvo su lugar de reposo en el mausoleo.

Al igual que Alejandro inspiró a Augusto, éste lo hizo con Adriano, quien construyó su mausoleo inspirándose en el del Prínceps. Hoy lo conocemos como el Castillo Sant’Angelo.

Ara Pacis: Augusto y la paz en Roma

Con sus  victorias en la Galia y en Hispania, Augusto trajo al imperio romano una paz que llevaba décadas sin conocer. Y no menos importante, una paz duradera. Algo aun más extraño en la historia de Roma.

Para celebrar esta paz, Augusto creó un templo en honor a la paz, el Ara Pacis, en el Campo de Marte. Una posición estratégica, pues el Marte es el dios de la guerra. El emperador imponía entonces, en el terreno del dios de la guerra, la paz.  Una paz conseguida a través de la guerra.

El templo, muy bien conservado, fue desplazado de su lugar original para su conservación. Este recinto está ubicado muy cerca del Mausoleo de Augusto y funciona como museo. En él, además de poder admirar el Ara Pacis, se celebran a menudo muestras y exposiciones.

mausoleo de augusto apertura para visitas
Mausoleo de Augusto.
interior del Ara de la paz de Augusto
Templo del Ara Pacis.

Museos Vaticanos

Augusto en Roma dejó una huella tremenda. Como vemos, todavía lo vemos en nuestro día a día. Caminando por las calles de Roma entre las construcciones realizadas por el emperador, pasando por lugares que llevan su nombre y visitando sus monumentos.

La eternidad del primer emperador de Roma llega también al Vaticano. En los Museos Vaticanos, se guarda una de las estatuas mejor conservadas de la antigua Roma. Una escultura dedicada a Augusto: el Augusto de Prima Porta.

escultura augusto prima porta

Descubriendo Augusto

Roma conserva las palabras, las imágenes, los lugares de Augusto. Con nuestros Tours por Roma lo podrás descubrir. Tanto en las visitas por los Foros como en el centro de la ciudad, o si contratas una visita privada temática especialmente dedicada a Augusto, podrás encontrarte con su persona, con su historia, con su época. Practicamos la mirada para descubrir la presencia de Augusto entre las maravillas que ver en Roma.
Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Explore nuestro blog

Encuentranos en Facebook