Villa Borghese es el pulmón verde de Roma. Es naturaleza pero también arte e historia. Aquí podras disfrutar de una agradable pausa durante tu vista de la ciudad admirando Roma desde el alto o vistar unos de los Museos más bellos de la capital, Galleria Borghese.

Villa Borghese, muy cercana al centro histórico, es perfecta para relajarte. Sus amplios y cómodos viales internos te permitirán disfrutar a pie o en bici. La hermana gemela de la colina del Gianicolo, asomándose hacia el atardecer sobre el centro de Roma, es un ejemplo de cómo la naturaleza se acerca con curiosidad para descubrir qué ver en Roma. Tantas bellezas descubre en la ciudad que entre árboles, estanques y jardines aparecen estatuas, capiteles corintios entre las anchas y brillantes hojas de acanto.

Junto al estanque de Villa Borghese

Te encontrarás con fuentes barrocas como la de los caballos marinos en medio a una naturaleza con amplios espacios y árboles centenarios. Podrás, incluso, disfrutar de un ambiente paradisíaco en torno al estanque con el templo de Esculapio.  Es como volver a las Espérides: esculturas, un jardín botánico, barcas para remar, tortugas y patos. En verano, cuando aprieta el calor, es un lugar maravilloso.

Templo de Esculapio en Villa Borghese

Muy cerca de este pequeño lago se encuentra el teatro de madera que reproduce el Globe Theatre. Shakespeare bajo las estrellas de Roma en el Silvano Toti Globe Theatre. El director artístico es el gran actor Gigi Proietti.

Justo ante el teatro se encuentra la gran explanada de Plaza de Siena. Es un lugar perfecto para correr y realizar tus ejercicios si vienes al parque para correr. A finales de mayo todos los años alberga un famosísimo concurso hípico internacional de saltos.

Siempre en esa zona del jardín botánico y del estanque verás una pequeña loma con una construcción. Es la ‘Casina di Raffaello‘. A pesar del nombre no tiene nada que ver con el genial pintor del Renacimiento.  Actualmente está dedicada a Ludoteca con actividades para los más pequeños.

Un poco más allá llegamos a la Casa del Cinema.  Tiene un programa muy rico y casi siempre gratis. En verano, además, el cine es al aire libre.

Una jornada disfrutando en Villa Borghese

Un buen plan para poder disfrutar de una jornada en esta villa sería el de visitar por la mañana la Galería Borghese. Es el lugar ideal para los amantes del arte. Podréis disfrutar con esculturas famosas de Bernini o Canova y obras maestras del arte universal.

Nuestro equipo de EnRoma te ofrece un tour por Galería Borghese con guía privado. Una actividad muy especial para disfrutar del Corazón Verde de Roma con un guía. Si estás interesado, también puedes escribirnos a [email protected]

rapto proserpina bernini galeria borghese
El rapto de Proserpina en la Galleria Borghese, una de las obras maestras de Bernini en Roma

Lugares qué ver en Villa Borghese

Otro lugar maravilloso en la ladera de Villa Borghese, subiendo desde el río, es el museo Etrusco de Villa Giulia. Finalmente los etruscos parecen haber conquistado esta otra orilla, la que lleva hacia los montes Parioli.

Siguiendo en nuestra ascensión por Villa Borghese, nos encontramos a la izquierda con el Museo de Arte Moderna y Contemporánea. Se trata de un museo menos conocido pero lleno de obras de arte maravillosas. En frente, al otro lado de la calle, rodeado de academias escondidas entre la vegetación nos saluda imperiosamente desde su caballo, José de Sanmartín.

Tras una de estas visitas en museos por la mañana, podríais comer en el restaurante del bioparco, al otro lado ya de las verjas de Villa Borghese. Dar un paseo entre los diversos recintos de los animales, nos invita a ser un poco como Pico o Pan, divinidades de los bosques del Lazio, que protegían la armonía entre hombres y naturaleza. Lejos de ser una hermosa jaula, es un trasplante de otros tiempos, de una naturaleza protegida, en el corazón de Roma.

Al salir del Bioparco podréis alquilar una bici y realizar un tour en bici por Villa Borghese. De esta forma, podríais moveros entre fuentes hermosas como la de los Caballos marinos o descubrir rincones secretos como el antiguo lagar de la villa. En bici podéis pasar por la Casa del Cinema, la Casina di Raffaello y llegar, dando un bonito paseo en bici, hasta el Pincio. No dejéis de hacer un alto en la zona de Piazza di Siena, el pequeño museo dedicado a Pietro Canonica y el Globe Theatre de Gigi Proietti.

Como ves, en Roma hay que escoger siempre. O volver y volver.

Pincio puesta del Sol

Justo antes de llegar al mirador y contemplar la puesta del sol sobre Plaza del Popolo, hay una zona con norias y casetas en donde poder tomar un aperitivo. Patinadores, paseantes, acróbatas… es un lugar para disfrutar de un bonito ambiente relajado.

Escribe a tu Guía En Roma: [email protected] para contratar una visita guiada o para solicitar información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *