MUSEOS CAPITOLINOS

Descubre el mayor museo de arte romano … y no sólo!

Los Museos Capitolinos estan considerados como los más antiguos del mundo, ya que se fundaron en 1471. Toman el nombre por el lugar donde se encuentran, la colina Capitolina (Campidoglio), sede también de la alcaldía. La plaza del Campidoglio fue totalmente renovada por Miguel Ángel. En el centro de la plaza se halla la famosa estatua del emperador Marco Aurelio (el original se conserva dentro de los museos). Los Museos Capitolinos se componen por dos edificios principales (de ahí el nombre en plural), llamados Palazzo dei Conservatori y Palazzo Nuovo, conectados entre ellos por la Galeria Lapidaria. En total, los museos Capitolinos ocupan una superficie expositiva di 12.977 metros cuadrados, incluyendo la sede separada del la Centrale Montemartini.

Los Museos hospedan también exposiciones temporales no estrictamente de arte romano, conferencias, tertulias y conciertos con entrada normalmente gratuita.

Para orientarte y conocer a fondo el acervo único de bellezas que va del arte romana clásica al Barroco, pasando por el medioevo, te proponemos una visita de tres o cuatro horas con nuestros guías para disfrutar a fondo de un mueseo único. Escríbenos para reservar esta visita guiada: visitasguiadas@enroma.com

Descubre aquí nuestras propuestas para conocer la Roma antigua y otros recorridos para visitar Roma

1

Realiza un Tour Virtual de estos Museos
Y para preparar una visita inolvidable: Visitas Guiadas Personalizadas En Roma

Historia de los Museos Capitolinos

En 1471 el Papa Sixto IV quiso acabar con las expoliaciones de antigüedades en la ciudad. Por esta razón, decidió emitir un edicto en el que prohibía tajantemente la explotación y la exportación de antigüedades. De forma paralela, el pontífice decidió fundar un museo en el Palazzo dei Conservatori, ubicado en la colina capitolina del Campidoglio, para preservarlas. Donó al pueblo de Roma un grupo de estatuas de bronce conservadas hasta entonces en el palacio laterano (sede papal ), justo en la zona donde se habían encontrado, y que todavía pueden contemplarse hoy en los actuales Museos Capitolinos, como la célebre Loba capitolina, el Spinario, el Camillus (joven responsable de un culto). Se trataba, por aquel entonces, de la colección de arte romana más importante del mundo.

El museo se va enriqueciendo.

A partir de ahí, las colecciones fueron posteriormente incrementadas por otros pontífices, con obras de las excavaciones de Roma, del Vaticano (Paolo III ordenó que varias estatuas paganas fueran trasladadas desde el Vaticano) o compradas específicamente para el museo, como la colección Albani o la Ludovisi.
A raíz del número siempre creciente de obras, se decidió construir un nuevo edicficio (de ahí el nombre en plural de los Museos), en 1654, el Palazzo Nuovo. El museo fue abierto al público por deseo del Papa Clemente XII casi un siglo después, en 1734. Posteriormente, Benedicto XIV inauguró la Pinacoteca capitolina adquiriendo colecciones privadas. Las colecciones arqueológicas se enriquecieron significativamente a finales del siglo XIX con los hallazgos de las excavaciones para la construcción de los nuevos barrios de la ciudad cuando Roma se fue ampliando al convertirse en la capiltal de Italia.
Ante el gran número de piezas, en 1997 se inaguró la rama de la Centrale Montemartini, una ex central termoeléctrica. La Montemartini es buen ejemplo de reutilización de espacios urbanos (en la Centrale también se realizan conciertos) y de arqueología industrial: el efecto que se crea por la presencia de estatuas y tecas en un entorno industrial es muy acertado.

El Palazzo dei Conservatori en los Museos Capitolinos.

El palazzo dei Conservatori (así llamado porque era sede de los Conservadores, cargos electivos del poder judicial en la ciudad) se remonta a mediados del siglo XV, aunque fue remodelado siguiendo el diseño de Miguel Ángel. Últimamente ha sido renovado en el 2005.
Se accede por el patio (cortile), donde fueron instaladas las primeras piezas del Museo, y donde ahora se pueden admirar algunas obrass muy conocidas, como el coloso de Constantino, bajorrelieves y mosaicos.

En el primer piso…

2

A continuación subimos a la primera planta, compuesta por 26 salas, empezando por la Sala de los Horacios y Curiacios, con afrescos de episodios de la historia de Roma, del Cavalier d’Arpino. Este salón suele hospedar todavía la celebración de eventos importantes para la ciudad. En la sala está presente una estatua de mármol del pontéfice Urbano VIII realizada por Gian Lorenzo Bernini.

Más adelante, una vez superadas varias salas, entre ellas la de los tapices, se encuentra la sala de la loba, llamada así por la presencia del estatua de bronce de la Luperca que amamanta a los dos gemelos Rómolo y Remo (seguramente añadidos en época renacimental). 3Considerada de procedencia etrusca, algunos estudios recientes la colocan como obra medieval. Las demás salas, decoradas con frescos, contienen una impresionante variedad de objetos antiguos (salas Castellani), estatuas, bustos y sarcófagos romanos y la famosa Medusa del Bernini.

Junto a Marco Aurelio.

4

Tras una galería, se llega a la esedra de Marco Aurelio, así llamada porque hospeda el original de la gran estaua ecuestre de Marco Aurelio, de tamaño natural. Es la única estatua ecuestre de la época clásica a llegar integra a la edad contemporánea. 5El espacio de exposición al final de la primera planta presenta los resultados de las excavaciones de templos arcaicos del siglo VI a C, el templo de Júpiter Capitolino, el más importante por aquel entonces y que era símbolo del poder de Roma en el orbe.

 

Notas sobre los Museos Capitolinos

Horarios:

Martes-domingo 9.00-20.00
24 y 31 diciembre 9.00-14.00
La taquilla cierra una hora antes.
En la tienda del Museo, antes de salir, encontrarás numerosos catálogos muy completos (irresistibles, me los compraría todos), tanto dedicados a las obras de arte permanentes como a las diversas exposiciones temporales.
Mapa de esta zona de Roma.

Días de cierre: Lunes, 1 enero, 1 mayo, 25 diciembre. Consulta más información en la página del Museo.

Precios: Entrada + muestras: 15 euros (13 con reducción, gratis menores de 6 años). El museo forma parte del circuito Roma Pass.

Una colina capitolina que en realidad tiene dos cimas. Una colina rípida y fundamental como símbolo de la ciudad nacida a orillas del Tíber. La plaza del Campidoglio, construida sobre el Asylum, en el espacio entre ambas alturas y que originariamente estaba 8 metros más abajo del nivel actual, es uno de los símbolos de la ciudad.

12

Descubre más sobre la historia de Roma aquí.

El gálata herido

Visitando los Museos Capitolinos una de las obras maestras que más te impresionará seguramente será la del gálata herido, abatido, derrotado… y perfecto. Está lleno de detalles que te harán disfrutar contemplándolo. ¡Ninguna foto puede suplir la emoción de encontrarlo!13

No dejéis de disfrutar de las vistas de la ciudad desde la terraza del bar de los Museos Capitolinos.
Os dejamos un texto de Lapso en este viaje por Roma en palabras: “Aquí, en Roma, en la terraza Caffarelli de los Museos Capitolinos cualquier pasión o revolución parecen peleas de niños, tremendamente extenuantes e infructuosamente insuficientes para cambiar no sólo el mundo, sino cualquier mínimo acontecimiento. Yo no llamaría a este sentimiento adecuarse o acontentarse sino la pragmática ley de la consonancia.”

marco Aurelio en los Museos Capitolinos

La pinacoteca de los Museos Capitolinos

La Pinacoteca Capitolina es la colección pública más antigua de pinturas.
Fue creada en el Capitolio entre 1748 y 1750 con la compra de pinturas de los siglos XVI y XVII – incluyendo obras maestras de Tiziano, Caravaggio (San Juan Bautista y La Buenaventura) y Rubens.
Con el tiempo los activos de la Pinacoteca se ha incrementado en gran medida gracias a la llegada de numerosas pinturas, bien compradas o bien por legados y donaciones, como la del conde Francesco Cini quien en 1881 donó a la Galería de Arte una impresionante colección de objetos decorativos, incluyendo una notable colección de porcelananas.

Galería Lapidaria

La Galería Lapidaria es una galería subterránea que une el Palazzo Nuovo al Palazzo dei Conservatori, pasando bajo el Palacio Senatorio, actual sede del Ayuntamiento de Roma. Ahí se encuentra el Tabularium, el antiguo archivo de Estado de Roma, donde se guardaban los actos públicos más importantes, los decretos del Senado o los tratados de paz, grabados en tabulae de bronce.7

El palazzo Nuovo de los Museos Capitolinos

La construcción del Palazzo Nuevo duró desde el 1603 hasta el 1654. A pesar de los cambios que se han producido a lo largo de los siglos, ha mantenido básicamente sus características de equilibrio simétrico de los espacios y elementos arquitectónicos. Ya en el patio se hallan las primeras piezas, como la estatua del Marforio, colocada en una escenográfica fuente.
Pronto se accede a la sala de los monumentos egipcios. A continuación, la Galería, que corre a lo largo de la primera planta del Museo, conecta las distintas salas de exposiciones y ofrece al visitante una variada y rica colección de estatuas, retratos, relieves e inscripciones. En la sala de las palomas se guardan algunos mosaicos muy valiosos, como el que da el nombre a la sala.

89

En la sala de los emperadores, una de las más antiguas abiertas al público, el visitante está literalmente rodeado por bustos de emperadores: Augusto, Nerón, Marco Aurelio… Así como de grandes mujeres romanas. De los emperadores se pasa a los… Filósofos, con su sala dedicada. De ahí se accede al gran salón, escenográfico colofón del museo.

10

11

Escribenos para reservar una visita guiada en los Museos Capitolinos: visitasguiadas@enroma.com

Un bonito artículo sobre los Museos Capitolinos lo han escrito nuestros amigos de Ruta Cultural. No te lo pierdas.