Torso del Belvedere

El Torso del Belvedere es una de las esculturas más destacadas de los Museos Vaticanos. Dentro de estos, se encuentra en el Museo Pío Clementino, ocupando un lugar privilegiado, al que se dirigen todas las miradas. El Torso del Belvedere es una estatua del siglo I a.C., copia de una original precedente del siglo II a.C.

Sólo se conserva el torso de la misma. En un inicio, representaba a un héroe griego sobre una montura, reflexionando si quitarse o no la vida en medio de la guerra de Troya. La estatua fue descubierta en su estado actual en el siglo XVI, en pleno Renacimiento en Roma.

Un torso venido para inspirar a una generación

El Torso del Belvedere estuvo perdido durante muchos siglos. Una magnífica obra que enterrada fue desgastándose y perdiendo pedazos de mármol desde su creación. Probablemente, la propia estatua fue un intento de preservar una obra griega original admirada por los romanos. Creada para proteger aquella maravilla y hacerla perdurar, en una copia, a lo largo del tiempo.

Sin embargo, se perdió. Hasta que reaparece en el siglo XV en la colección de arte de la familia Colonna confluyendo luego en la colección papal. Según otras fuentes, durante el papado de Julio II, a inicios del siglo XVI, fue descubierta en Campo de’ Fiori, una de las plazas de Roma más concurridas.

Sus extremidades estaban perdidas, sólo se conservaba el torso. Pero el impresionante realismo y detalle de la musculatura del mismo sorprendieron a todos. En pleno Renacimiento, con genios como Miguel Ángel o Rafael trabajando y viviendo en Roma, todos los artistas de la época quisieron estudiar aquel torso.

torso belvedere

Áyax Telamonio: el Torso del Belvedere

Puede que la escultura no tenga cabeza, rostro, pero sabemos a quién representa e incluso su autor. Todo gracias a fuentes históricas de la antigua Roma.

La estatua es una creación de Apolonio de Atenas representando al héroe griego Áyax Telamonio. Participante de la guerra de Troya que se desespera hasta la locura al ver cómo Ulises desarma a Aquiles.

Apolonio quería reflejar ese momento en el que Ájax se encuentra al límite de su esperanza, conciencia y capacidad. En una tensión máxima donde, en medio de la batalla, sobre su montura, valoraba si quitarse o no la vida y acabar con su sufrimiento.

Sabemos que, originalmente, Ájax apoyaba su mano cabeza en la mano derecha, con la que también empuñaba su espada, pensando si utilizarla o no para suicidarse.

Un torso entre musas

Siendo una estatua con un representación clara, la del héroe griego, ¿por qué se llama del Belvedere? La respuesta es sencilla. El Belvedere de los Museos Vaticanos fue su primera ubicación en los mismos.

Más tarde fue trasladado a su ubicación actual: la Sala de las Musas. En ella, el Torso del Belvedere es la piza central. Una sala decorada con impresionantes frescos con la escultura situada en el centro. A su alrededor, completa la sala una colección de estatuas que representan a diferentes musas griegas y romanas.

museos vaticanos torso belvedere apollonios
Visitando el Torso del Belvedere en uno de nuestros tours.

¿Cómo visitar el Torso del Belvedere?

La escultura se encuentra en Roma, en el Vaticano,  en los Museos Vaticanos. Dentro de estos, en el Museo Pío Clementino. El cual es uno de los primeros en el recorrido del total de los museos de la Santa Sede.

Para acceder, basta comprar una entrada a los Museos Vaticanos y disfrutar de su vastísima colección, incluido el torso. La entrada tiene un coste de 17€ para los mayores de edad y de 8€ para los menores.

El horario de visita es de lunes a sábado de 08:30 a 18:30.

Puedes disfrutar del Torso del Belvedere, descubrir toda su historia y detalles al igual que del resto de obras maestras de los museos en nuestro tour a los Museos Vaticanos. ¡No te lo pierdas!

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email