Estación de Termini

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Estación de Termini

Si vienes a Roma pasarás segurísimo por la Estación de Termini. Ésta es la estación ferroviaria más importante y grande de Roma, siendo la más transitada de toda Italia.

A día de hoy y desde hace ya 20 años podemos encontrar en la planta baja de Termini un auténtico centro comercial. Sin embargo, la estación que hoy conocemos como Termini tiene mucha historia y ha sufrido muchos cambios de arquitectura hasta estar como hoy la conocemos.

Historia de la construcción

Termini

Vistas de la vías ferroviarias de la Estación de Temini

1920-1936

En 1920 empiezan a florecer los nuevos proyectos para expandir la antigua Estación de Termini. Sin embargo, finalmente se decidió reconstruirla por completo.

En 1925 Angiolo Mazzoni propuso 3 proyectos para la realización del metro bajo la Estación de Termini. En 1931 se aprueba el proyecto para hacer la estación subterránea y esto implica a destrucción del edificio Bianchi.

Sin embargo, esta construcción fue demasiado costosa y no recibió fondos. Con la proclamación del imperio y la preparación del E42, en 1936, era necesario tener una nueva estación en poco tiempo. Por entonces Mussolini quería convertir la estación de Termini en una entrada monumental de la ciudad. Para conseguirlo ideó una línea de metro que llegase hasta el EUR. Termini se convertiría  así en la estación más grande de Europa del momento. La estación de Termini tenía que estar a la misma altura de la arquitectura de la ciudad.

En los proyectos de la nueva estación había una gran ventana en la fachada desde la que se contemplaban al fondo los Colli Albani. La nueva estación tiene 232 metros de frente y una estructura a forma de U. Esto permitió la creación de un amplio espacio que dió lugar a la Piazza dei Cinquecento.

1938-1939

Hubo un segundo proyecto en 1938 que se carecterizaba por las enormes columnas que formaban parte de la fachada.

En ese mismo proyecto el edificio con la zona de salidas estaba situado en un lateral, en Via Principe di Piemonte (actualmente Via Giolitti). La fachada de esta zona estaba completamente cubierta de travertino y se caracterizaba por una serie de grandes arcos de dos pisos de altura.

Muralla Serviana Termini

Restos de la antigua Muralla Serviana del siglo V a.C.

También había una gran iglesia subterránea dedicada a San Francesco y Santa Caterina da Siena, patronos de Italia.

El edificio de llegadas, de un kilómetro de largo, estaba ubicado en Via Marsala. Incluía servicios postales, aduaneros y los servicios de equipaje entrante.

Las dos alas, salidas y llegadas, estaban conectadas por un sistema de pasajes subterráneos con tres niveles diferentes.

Los trabajos de construcción en los dos edificios laterales comenzaron el 16 de febrero de 1938 con la demolición de las estructuras, almacenes y bodegas existentes. Ese día fue el mismo Mussolini a iniciar los trabajos. El diseño final fue aprobado el 3 de febrero de 1939, mientras los trabajos ya estaban en marcha.

1943-1946

En 1943 las obras de las alas laterales se habían terminado. Sólo faltaba el Pabellón Real en Via Marsala.

Los capiteles de las columnas del Pabellón Real se confiaron al escultor Bruno Giugliarelli.

La demolición de la antigua estación cuyo arquitecto había sido Salvatore Bianchi también había comenzado en ese mismo año.

Sin embago, los esfuerzos crecientes en la guerra llevaron al gobierno a ordenar la parada de las obras en 1943.

En 1946, el Ministerio de Transportes lanzó una comisión de investigación para evaluar la finalización de la estación desde un punto de vista económico y funcional. De hecho, se completó para el Jubileo (Año Santo) de 1950. El resultado final fue suprimir la columnata y mover todos los servicios, incluido el restaurante y la taquilla, al nuevo edificio principal ante la Piazza dei Cinquecento, trastornando así los planes de Mazzoni.

El proyecto final incluyó también un nuevo atrio de acceso a la estación desde la Piazza dei Cinquecento. Se transformó así el gran edificio frontal, la galería principal, que conectaba las alas de Mazzoni.

1950-2012

La estación fue inaugurada el 20 de diciembre de 1950 por el presidente de la República.

El dosel del atrio, el llamado dinosaurio, fue de inmediato un gran éxito. Todavía se considera un ejemplo emblemático de la arquitectura italiana de los años cincuenta.

La estación se renovó también en los años noventa con motivo del Jubileo del 2000. Fue entonces cuando se creó el Forum Termini y la restauración del ala Mazzoniana en Via Giolitti.

El Forum Termini se encuentra en el nivel subterráneo. Sus catorce mil metros cuadrados están destinados a actividades comerciales, incluida la librería Borri Books, la más grande de Roma.

Borri Books Termini

BorriBooks la librería más grande de Roma en  la Estación de Termini

El ala Mazzoniana, incluida la antigua taquilla que nunca llegó a utilizarse, fue renovada para acoger actividades comerciales y servicios públicos, mientras que en el primer piso se ha abierto la Gate Termini Art Gallery, un amplio espacio expositivo para muestras de arte.

En 2012, se comenzó a crear una galería comercial en los accesos a los andenes: la Terraza Termini. Fue inaugurada entre el 2016 y 2018 y ocupa una superficie de cinco mil ochocientos metros cuadrados. Nada más y nada menos.

 La Estación de Termini a día de hoy

Termini

Estación de Termini a día de hoy

A día de hoy si vamos a la Estación de Termini, como hemos explicado anteriormente, podemos ver ese gran tráfico de personas del que hablan los datos. Miles de pasajeros caminando en busca de su tren o fuera de la estación esperando los autobuses tanto para otras localidades italianas como para otros puntos de la ciudad. Además, es el punto central en el que se cruzan las dos únicas líneas completas de metro a las que podemos acceder en la planta subterránea de la estación.

Actualmente, Termini tiene 4 plantas: una subterránea (-2) con las líneas de metro A y B, otra subterránea (-1) llena de tiendas, la plata baja que comunica directamente con la calle y en donde están los 32 andenes de trenes. Y, por último, la planta alta con restaurantes.

Para concluir os indico que en la parte de atrás de la estación se encuentra el Mercato Centrale Roma, donde podrás probar la gastronomía romana.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Explore nuestro blog

Encuentranos en Facebook