Encuentra aquí toda la información, historia y descripción de las majestuosas y únicas Termas de Caracalla. Si te encuentras en Roma y el tiempo lo permite, no dejes de visitarlas.

Termas de Caracalla. Reviviéndolas en una visita

Es increíble como Roma esconda detrás de sus ruinas una historia tan larga e interesante como la de las termas de Caracalla. Esta historia empieza entre el 212 d.C. y el 216 d.C. -como demuestran las sellos en los ladrillos de costrucción llamados “laterizi”-  y continúa hasta los días hodiernos.

Las termas para los romanos eran un lugar dedicado a cuidar el cuerpo y la mente. Este hecho, las convertía en una especie de lugar de culto adornado de estatuas y mosaicos. Las termas de Caracalla además de ser las más grandes e imponentes después de las Termas de Diocleciano son según Polemio Silvio “una de las siete maravillas de Roma”. Sus decoraciones, su estructura y sus obras de arte la convierten en una joya arquitectónica.

 

Terme di Caracalla

La estructura de las Termas de Caracalla

Las termas fueron construidas en el pequeño Aventino, en una área adyacente a la parte inicial de la via Appia. Tienen una planta inspirada a las termas de Trajano que pasaron a ser el prototipo de las termas imperiales romanas.

La planta de las termas de Caracalla comprende el recinto cuadrangular de un jardín y un cuerpo central. De hecho, esta parte central tiene forma rectangular y consta de ambientes con planta diferente, como los vestuarios, los cuartos de baño y los gimnasios.

 

termas caracalla plano

 

Para acceder a este maravilloso lugar hay cuatro entradas. Las primeras dos llevan a los pórticos al lado de la gran piscina (Natatio). La Natatio estaba decorada con cuatro columnas colosales en granito. Cada una de ellas tiene una historia fascinante y complicada. Por ejemplo, tras múltiples peripecias, una se encuentra hoy en Plaza de la Santa Trinidad en Florencia. Se trata de la Columna de la Justicia.

Las otras dos entradas introducían a las personas en dos grandes vestíbulos. Desde ellos se podía acceder a los vestuarios, decorados con mosaicos.

 

termas caracalla natatio

 

Al llegar a estos lugares, podemos imaginar como después de cambiarse -un poco como hoy en nuestros modernos gimnasios- la gente empezaba un entrenamiento. El itinerario empezaba en estos gimnasios, puestos simétricamente, hasta llegar al tepidarium y el calidarium.  Los dos gimnasios, la natatio, el tepidarium y el calidarium comunicaban con el el frigidarium.

Todo un escenario grandioso que funcionaba con cientos de tubos, conductos y esclavos que permitían y hacían posible la gran representación de las Termas.

 

termas de caracalla gimnasio

 

La historia de las Termas de Caracalla

En el lejano 206 d.C. Settimio Severo empezó la costrucción de estas termas. Sin embargo, la inauguración la realizó su hijo Caracalla incluso antes de que fueran terminadas. Otros emperadores sucesores de Caracalla, como por ejemplo Eliogabalo y Alejandro Severo, se interesaron a las decoraciones y por embellecer estos ambientes. Contribuyeron así a transformar un ambiente de bienestar en un auténtico tesoro artístico. Un complemento perfecto al Circo Máximo como magnífica entrada a Roma.

Sólo en el 212 inició el abastecimiento hídrico de las termas. Por tanto, para garantizar que llegase agua y en abundancia se contruyó un ramal del acueducto del Acqua Marcia. Este ramal pasó a ser el tercer acueducto de la Antigua Roma con el nombre de Acqua antoniniana.

Por otra parte, la estructura inicial de las termas sufrió varios cambios según las reformas posteriores como las de Aureliano, Diocleciano, Teodosio y Teodorico rey godo.

Desafortunadamente, tras la caída del Imperio Romano de Occidente y la guerra gótica contra Belisario, el rey Vitiges cortó el funcionamento de los acueductos. Por tanto, a partir del 537 d.C. las Termas de Caracalla dejaron de funcionar.

 

Terme di Caracalla

 

Después del cierre de las termas estas quedaron abandonadas durante mucho tiempo. De esta forma, como pasa a todo lo que se abandona, quedaron olvidadas y poco a poco se convirtieron en unas gigantescas ruinas. Más tarde, a partir del s. XIV empezaron a ser reutilizadas con fines habitativos: hoteles para peregrinos, casas de acogida e incluso un cementerio.

Con el paso del tiempo la utilidad de las termas también se transformó poco a poco, convirtiéndose en un lugar que rememoraba la gloria de la ciudad. Pasó de ser una cantera de materiales destinados a construir otros edificios como la basílica de Santa María en Trastevere a ser un lugar arqueológico a preservar en tiempos ya del papa Paolo III. En aquel período en las Termas de Caracalla se encontraron estatuas famosas, obras maestras del arte antigua. Entre ellas destaca, por ejemplo, el famoso toro Farnese que pasó a formar parte de la colección Farnese.

Sólo después de las modernas excavaciones del s. XIX fueron liberados los subterráneos y se descubrió el Mitreo* más grande de Roma.

Un moderno espectáculo: las Termas de Caracalla reviven

Desde los primeros años del 1900 las Termas de Caracalla volvieron a ser un lugar público. De hecho, fueron un magnífico escenario para las competiciones olímpicas de gimnasia (1936, estadio de las termas de Caracalla). Se convierten así, hasta la actualidad, en un ámbito cultural magnífico en donde se realizan también conciertos y representaciones teatrales.

Actualmente, tenéis la posibilidad de visitar las termas de Caracalla através de una realidad virtual que valoriza la comparación entre la realidad y una visión reconstruida de su explendor en el s. III. Tu guía En Roma tambien organiza visitas con guías especializadas para disfrutar de uno de los lugares que mejor muestran la grandeza de la Antigua Roma.

Una última recomendación. Si viajáis a Roma en verano no dejéis de revivir las termas de Caracalla y sus espacios con los espectáculos de Opera y ballet durante las noches del verano en Roma.

 

Termas de caracalla Opera Roma

Información para visitar las Termas de Caracalla

Entradas y precios:

-Adultos euro 8,00 + 2,00 euros por los derechos de reserva
-Reducida euro 2,00 + 2,00 euros por los derechos de reserva (Ciudadanos de la Unión Europea entre 18 y 25 años)
-Gratis: menores de 18 años.

Horarios:

Del 2 de enero al 28 de febrero abierto de 9.00 a 16.30
Del 1 al 26 marzo abierto de 9.00 a 17.30
Del 27 marzo al 31 de agosto abierto de 9.00 a19.15
Del 1 al 30 de septiembre abierto de 9.00 a 19.00
Del 1 al 25 de octubre abierto de 9.00 a 18.30
Del 26 de octubre al 31 de diciembre de 9 .00 a 16.30
La taquilla cierra una hora antes del horario de cierre

Dias de cierre:

Lunes
25 de diciembre
1 de enero

En la misma zona:

Coliseo
Foros
Palatino
Circo Massimo

Cómo llegar:

-Metro: linea B parada Circo Massimo
-Bus: n. 760 y n. 628

Ubicación:

Viale delle Terme di Caracalla 52, Roma (RM)
* El lugar subterráneo destinado al culto del dios Mitra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *