Palacio Doria Pamphilj

El Palacio Doria Pamphilj es uno de los principales museos del centro de la ciudad y, al mismo tiempo sigue siendo una residencia particular de la familia del mismo nombre.

Casi todos los palacios romanos de esa época se emplean actualmente como sedes de museos, organismos públicos y embajadas. ¿Te imaginas vivir en una fastuosa mansión con pinturas de Caravaggio y esculturas romanas?

Entre los miembros más ilustres de esta familia tenemos al papa Inocencio X, popular en España por el retrato que le hizo Velázquez.

Dicho retrato se conserva en la galería del Palacio y se puede visitar para admirarlo. De la misma familia eran la villa Pamphilj y la actual embajada de Brasil.

palacio Doria PamphiljArte en el Palacio Doria Pamphilj

La Galería Doria Pamphilj es el nucleo de exposición del Palacio Doria Pamphilj, uno de los más grandes e importantes palacios de via del Corso y de Roma. Comprende una enorme manzana entre la Plaza del Colegio Romano, vía del Corso y vía del Plebiscito.

Aún hoy en día sigue siendo residencia de la familia Doria Pamphilj cuya historia es el resultado de alianzas matrimoniales y políticas entre la aristocracia de toda Italia. Entre sus miembros más ilustres cuenta con el almirante genovés Andrea Doria y Giovanni Battista Pamphilj, más conocido como papa Inocencio X.

Inocencio X Velazquez en el palacio Doria PamphiljLos orígenes del Palacio Doria Pamphilj

El Palacio Doria Pamphilj fue construido a mediados del siglo XV junto a la iglesia de Santa María in via Lata.  Inicialmente, era de propiedad de la familia Della Rovere. En 1601 pasó a la familia Aldobrandini hasta que Olimpia Aldobrandini, ya viuda de Paolo Borghese, lo llevó en dote cuando se casó en 1647 con Camilo Pamphilj, sobrino de papa Inocencio X.

Camilo amplió el edificio hacia el Colegio Romano con proyecto de Carlo Maderno. Pasó así a ser el palacio residencial más grande de la ciudad. Carlo Maderno ideó una galería que debía rodear uno de los patios.

Los hijos de Camilo, Giovanni Battista y el cardenal Benedetto, siguieron ampliándolo. La hija Anna se casó en 1671 con el aristócrata genovés Giovanni Andrea Doria Landi, principe de Melfi y descendente del almirante Andrea Doria. Sus hijos fueron los primeros de la dinastía Doria Pamphilj Landi y heredaron el palacio cuando la rama romana de la familia Pamphlilj se extinguió. En 1767 la familia se mudó definitivamente a Roma y el palacio es, desde entonces, su residencia principal.

Un poco más de historia…

A mediados del siglo XVIII se construyó la última ala del edificio la que da a via del Plebiscito por obra de Paolo Ameli.

Gabriele Valvassori por encargo de Giovanni Andrea Doria realizó en 1730 la fachada monumental de via del Corso. Cerró, además, los arcos del primer nivel del patio creando así a su alrededor la famosa galería. Allí la familia empezó a guardar su colección de cuadros y obras de arte.

La galería de arte en Palacio Doria Pamphilj

La galería reúne las obras de arte que fueron de las colecciones privadas de las familias nobles que se alternaron en el palacio hasta llegar a la actual familia Doria Pamphilj.

De hecho, fue Inocencio X el que en 1651 instituyó oficialmente la galería después de haber logrado heredar muchísimos cuadros y mobiliario del Palacio Pamphilj de plaza Navona (actualmente sede de la embajada del Brasil). Esta colección está formada no sólo por cuadros sino también por hallazgos arqueológicos, estatuas, muebles, espejos, tapices, suntuosas lamparas de araña, sedas y terciopelos de gran valor en los apartamentos.

El conjunto de la galería abarca los cuatro brazos que rodean el patio. Actualmente la disposición de las obras en las paredes sigue las indicaciones de un documento del 1700. En este documento se indica con precisión la colocación de cada pieza según un criterio de simetría y, a veces, de afinidades tipológicas y estilísticas.

La Galería Aldobrandini de Palacio Doria Pamphilj

Esta ala del palacio fue decorada por el pintor Ginesio del Barba. Constituye el primer brazo y aquí se encuentran obras de Claude Lorraine, Guido Reni y pinturas paisajistas de Annibale Carracci y sus discípulos.

Asimismo, este espacio alberga en una pequeña cámara la obra maestra de la colección: el retrato de Inocencio X de Velázquez. Este retrato refleja la política de la época con el nuevo acercamiento entre el papado y España. Fue encargado en 1650 por Doña Olimpia Maidalchini, cuñada, confidente y, según algunos, amante del papa.

En el mismo lugar se encuentra también un busto de mármol del papa, esculpido por Bernini, con una postura mucho más retorica e idealizada.

busto Bernini Inocencio X palacio doria PamphiljLa Galería degli Specchi (Galería de los Espejos) del Palacio Doria Pamphilj

Este segundo brazo del palacio toma su nombre de los grandes espejos que, alternandose a ventanas en un lado y a nichos en el otro, cubren todo su recorrido. Los espejos, costosísimos, fueron traídos desde Venecia con grandes dificultades. Por todo ello, constituyen la galería más barroca del palacio.

La sala alberga también estatuas antiguas y un gran jarrón en pórfido egipcio del siglo XVII. En las pinturas del techo el tema mitológico de Hércules se une con la heráldica de los Pamphilj.

Palacio Doria Pamphilj galeria espejosLa Galería Pamphilj en el Palacio Doria Pamphilj

Ginesio del Barba decoró también esta galería (tercer brazo). Aquí podemos admirar una Alegoría inacabada de Correggio, obras de Lorrain, Barocci, Guercino, Bassano y Bellini.

En el centro se encuentra una de las pocas obras seguramente atribuible en Italia al pintor flamenco Pieter Bruegel el Viejo. Su “batalla en el puerto de Nápoles” es un magnífico ejemplo de pintura vedutista (vistas). Asimismo, podremos contemplar la famosa Madonna en adoración del niño de Guido Reni. Encontraremos también un busto de Inocencio X del escultor Algardi en pórfido egipcio y bronce.

 La Galería Doria en el Palacio Doria Pamphilj

Es el 4º brazo de la galería. El techo está decorado con pinturas ‘grotescas’ del s. XIX.

En esta sala se encuentra el famoso busto, obra de Algardi, de Doña Olimpia Maidalchini. Era la cuñada de papa Inocencio X y madre de Camilo Pamphilj.

Además, podremos admirar también obras de Ribera, Jan Brueghel, Basaiti y un busto del almirante Andrea Doria.

La Sala Aldobrandini

En el centro de esta sala encontramos una gran estatua de un centauro en marmól bicromato, de la época de los Antoninos. También se hallan numerosos sarcofagos y esculturas.

Siempre en esta sala podremos admirar la Deposición de Giorgio Vasari. Asimismo, contiene la celebre Salomé con la cabeza de Juan Bautista de Tiziano y tres obras de Caravaggio: la Magdalena penitente, Descanso en la huida a Egipto y un San Juan Bautista.

En el centro el gran retablo se halla el Sacrificio de Noé del pintor barroco Ferri.

La extraordinaria nevada de 1956 causó el derrumbe del tejado que fue recontruido junto al suelo.

La Sala dei Primitivi

En esta sala encontramos una serie de pintura sobre tabla del Beccafumi, Lippi, Pesellino, Parentino y una muestra del arte de Ferrara del siglo XVI. La obra más importante, rico ejemplo de la pintura de los Países Bajos, es la tabla de Mamling la Crucifixión.

La Sala di Giove

Alberga lienzos de Contarini, Weenix  y Giovannini. También podemos admirar muebles del s. XVIII.

La Sala del Pussino

Recibe su nombre de las muchas obras de Gaspard Dughet cuyo apodo, Pussino, le viene por ser cuñado Nicolas Poussin. Los grandes lienzos en la parte superior son de Courtois.

No podemos dejar de visitar la maravillosa Capilla del arquitecto Carlo Fontana con su precioso crucifijo de marfil.

Los apartamentos privados

En el Palacio Doria Pamphilj han vivido príncipes y princesas desde la ampliación del edificio de la mitad del siglo XVII. La suntuosidad y magnificencia de los cielorrasos pintados al fresco, los cuadros, cortinajes y materiales preciosos son deslumbrantes.

La Sala del Trono

Se llama así la sala en la que se encuentra el dosel papal y un trono en madera dorada y terciopelo rojo. Según una antigua costumbre este trono queda de cara a la pared y sólo se le da la vuelta cuando el papa visita el palacio.

Otras salas del Palacio Doria Pamphilj

La Sala Azzurra (azul) conserva muchos retratos del siglo XIX de Filippo Andrea V Doria Pamphilj y su familia.

La Saletta Verde es de estilo veneciano con una vista de plaza San Marco en Venecia y muchas piezas del siglo XVIII.

La Sala Gialla (amarilla) contiene espléndidos tapices del s. XVIII que representan doce antiguas divinidades con alegorías de los meses.

También la Sala Rossa (roja) el antiguo dormitorio con el tocador está decorado con magníficos tapices. En su interior se halla una hermosa cuna en madera tallada y dorada.

Historia reciente de la familia y Palacio Doria Pamphilj

Sala verde palacio Doria PamphiljOrietta Doria Pamphilj y su marido, el inglés Frank Pogson reformaron el palacio y restauraron la colección, abriéndola por primera vez al público.

Hoy el Palacio Doria Pamphilj contiene decenas de estancias. Los últimos descendientes de la familia, Jonathan y Gesine, hijos adoptivos de Orietta y Frank, viven en los apartamentos de la planta principal. Son ellos los que custodian el palacio y la colección.

Una curiosidad: la voz de la audioguía, incluida en el precio de entrada, es del mismo Jonathan Pogson Doria Pamphilj. Con su accento marcadamente inglés nos invita a descubrir las maravillas de uno de los patrimonios privados más importantes del mundo.

Guia de Roma informacion turistica
Información útil para visitar el Palacio Doria Pamphilj (se pronuncia Pamphili).

Dirección:
Via del Corso 305

Horarios:
Todos los días 09:00 – 19:00, última entrada a las 18:00

Días de cierre:
1 de enero – Domingo de resurrección – 25 de diciembre

Entradas:

12,00 € entero.
8,00 € reducidos (para jovenes hasta 26 años, mayores de 65 y grupos de mínimo 15 personas).
5,00 € grupos de mínimo 12 estudiantes con reserva previa de la escuela.
Gratis: niños hasta 5 años, acompañantes de minusvalidos, un acompañante por cada grupo o grupo escolar, guías turisticas autorizadas.

Transporte para llegar al Palcio Doria Pamphilj.

Metro: Línea A, parada: Barberini; Línea B, parada: Colosseo

Autobús: H, 30, 40, 46, 51, 62, 63, 64, 70, 80, 81, 83, 85, 87, 95, 117, 160, 170, 175, 492, 628, 630, 916

Si quieres un transporte personalizado usa nuestro En Roma Transfers.

vaticano icon

Museos Vaticanos 50 €

coliseo icon

Coliseo y Foros 35 €

coliseo vaticano icon

Vaticano + Coliseo 79 €