A pesar de su nombre, que podría hacer pensar a un edificio de uso religioso, la Curia Julia era la sede del Senado. El término curia indicaba en Roma un lugar de reunión. Al principio, las asambleas congregaban a los «curiati», es decir, ciudadanos ponderados según el censo.  Se llama Julia porque fue Julio César el que inició su construcción en el 44 a.C. Su asesinato ese mismo año tuvo lugar, en cambio,  en la Curia de Pompeo, situada en la actual Plaza del Teatro di Pompeo. El edificio forma parte del plan general de obras de renovación del Foro Romano, aunque fue Augusto quien la terminó en el 29 a.C. Asimismo, el emperador Diocleciano la renovó ulteriormente en  283 d.C. tras un incendio.

Curia Julia vista frontal

Su aspecto hace que el edificio destaque y se reconozca en seguida dentro del Foro. Su alta fachada de ladrillo con gruesos contrafuertes en cada esquina son algunos de sus rasgos característicos. Un simple tramo de escaleras une la zona del Comicio a la puerta monumental de bronce de la Curia. Se trata de una copia de la puerta original que se encuentra actualmente en San Juan de Letrán desde el siglo XVII.

Conservación de la Curia

El extraordinario estado de conservación se debe al hecho de que fue transformada en una  iglesia. San Adrián pasa a ser, de esta forma, en el siglo VII la nueva iglesia construida sobre la estructura de la Curia. El papa Honorio I salvó así el edificio del abandono y de la destrucción. En el interior, en la parte derecha de la entrada, aún se pueden apreciar restos de pinturas de tema religioso de este período.

Curia Romana foro frescos

El interior se presenta imponente, aunque austero. La Curia mide 21 metros de alto, 18 de ancho y 27 de largo, conforme las medidas ideales preconizadas por Vitruvio.  La pavimentación es en mármol polícromo (opus sectile). Se aprecian, además, tres gradas que hospedaban los esacaños de los senadores y de la presidencia.

curia julia foro romano interior

En la Curia se encuentran actualmente dos grandes bajorrelieves conocidos como anaglifos de Trajano. Conmemoran los beneficios del emperador hispalense otorgados en el propio Foro. También encontramos una estatua de pórfido de un hombre en toga, tal vez el mismo Trajano. Se trata de una de las esculturas mejor conservadas de toda la edad imperial.

Plutei Curia Romana Foro

Se puede visitar la Curia en los horarios de apertura del área arqueológica del Foro Romano, Palatino y Coliseo. Forma parte de este área constituyendo uno de sus edificios neurálgicos.

«En parte alguna de la Ciudad Eterna se siente la grandeza de la Roma antigua como en las ruinas del Foro Romano.»

(Vicente Blasco Ibáñez, En el país del arte)

Si Roma nació en el Palatino, el Foro romano fue su primera conquista. Desde entonces fue el escenario de su historia, construyéndose como un cuerpo que iba creciendo, sufriendo y cambiando según las épocas de la ciudad.

foro romano vistas

Foro Romano visto desde el Arx en el Campidoglio

Desde lo alto de la colina este valle se extiende como un enorme patio. Mirando hacia las paredes del Campidoglio, a la izquierda, se encuentra su entrada natural. Una suave pendiente nos lleva hasta el río Tíber, la calle de agua que ha hecho nacer el Foro.

Este patio-valle al principio era un lugar de paso. No invitaba a quedarse en sus charcas y humedales. Alojaba, además, un pequeño cementerio que quedaba fuera de la ‘Urbe’ inicial, la ciudad cuadrada del Palatino.

Tour Coliseo, Foro Romano y Palatino

Visita guiada Coliseo, Foro y Palatino
CANCELACIÓN GRATIS

Visita guiada Coliseo, Foro y Palatino

Reserva nuestro Tour en el interior del Coliseo, Foro y Palatino a un precio imbatible. Guía en español, entradas sin
4.78 / 1556 comentarios
por persona

Estando en la base de la colina Capitolina, la altura defensiva por antonomasia de la joven Roma, vio la lucha contra los sabinos en los albores de su historia y el campamento de los temibles galos.

Cuando la pequeña Roma atravesó el río hacia el Janículo se hizo grande. Se hizo constructora de puentes y creció en la otra orilla. El patio se convirtió en una habitación, un gran salón central para los encuentros, para conquistar a los pretendientes o declararles guerra. Al otro lado de la entrada quedaba ya el Mediterráneo.

foro romano templo antonino

Foro Romano, Templo de Antonino y Faustina

Encontrarse en el Foro Romano

El foro romano era un Auditorium. Un lugar donde se organizaban lecturas públicas, donde se iba a escuchar a los oradores, en donde se asistía a los juicios o se comerciaba. Del ‘patio’ en donde se hacen reuniones de la pequeña comunidad o se escuchan chismes pasó a la gran plaza en donde se leían las noticias de todas las provincias del Imperio. Y se quedó pequeño, ampliándose en época Imperial con otras ‘plazas’ que pasaron a ser los Foros Imperiales.

via foros imperiales roma AugustoAugusto en via dei Fori Imperiali
Espectáculo por la tarde en el Foro de Augusto

Vivir en Roma, sobre todo a partir del s. I a.C. era todo un lujo. Más de 182 días de fiesta oficiales, espectáculos, distribución de víveres. La frase de Juvenal ‘panem et circenses’ era la afortunada condición de los romanos. Además de los grandiosos espacios del Coliseo y el Circo Máximo, el Foro Romano era el lugar preferido para los encuentros cívicos: entre políticos, hombres de negocios, gobernantes y pueblo llano, curiosos y oportunistas, viajeros o esclavos. No por nada en el Foro se encuentra el ‘Umbilicus Urbis‘, de un cuerpo que se extendía desde el Finis-terrae hasta el Tigris.

El foro de César por la noche

La médula del Foro Romano

Via Sacra en el Foro Romano

Paseando por la Via Sacra en el Foro Romano

La Via Sacra era el pasillo de este patio al que se asomaban al principio las ‘tabernae’ sustituidas poco a poco por basílicas, la Curia, la antigua residencia de los reyes, la casa de las Vestales y templos como el de Antonino. El triunfo de Septimio Severo se convirtió en un grandioso arco, justo antes de iniciar la subida hacia el Capitolio. El Arco de Tito, en el otro extremo, forma otra guirnalda conmemorativa. Una puerta imaginaria y un espacio para celebrar el paso triunfante de los que en nombre de Roma volvían a la ciudad con victorias y riquezas.

foro romano casa vestales

Dentro de la Casa de las Vestales en el Foro Romano

Las piedras con sus memorias parecen contradecir las palabras del más famoso dramaturgo inglés:

«The evil that men do lives after them;
The good is oft interred with their bones» (Shakespeare, Julius Caesar, III, 2)

En el foro el bien parece sobrevivir, resurgir de entre las memorias de César mientras que las ruinas han cubierto el mal con una capa de indulgencia.

El viejo Foro Romano de Plauto

En su comedia ‘Curculius’ Plauto nos hace una magnífica descripción del Foro con su ambiente: «Quisiera contaros en qué sitio sin mucho trabajo puedes encontrarte con ambos tipos de personajes: viciosos y virtuosos, señores y trufadores.
Quien desee encontrarse con un tipo listo a jurar en falso, vaya al Comicio; si, en cambio, quiere encontrar un mentiroso de calibre que lo busque cerca del templo de Cloacina.
Los maridos maduros, ricos y manirrotos pasan sus jornadas bajo la basílica Sempronia. En cambio los cazadores de almuerzos los encuentras en el Mercado del pescado.
En fondo al Foro pasean las personas ricas y honorables, mientras que los presuntuosos que se dan aires están en el centro del Foro, cerca de la Cloaca Máxima.
Los presuntuosos, charlatanes, correveidiles que ante cualquier nimiedad se lanzan injurias y ya con ello se nota que las merecen, están todos juntos en torno al Lago Curcio.
En las ‘tabernas viejas’ se hallan los que da y reciben con intereses mientras que detrás del templo de Cástor y Pólux te puedes tropezar con alguno al que, si le haces caso, te irá mal.
Por último, en el Velabro encuentras: panaderos, carniceros, adivinos, los que venden al por mayor y al detalle.»

foro romano arco tito

Arco de Tito en el Foro Romano, vista hacia la colina capitolina.

Roma da la espalda a su Foro

Roma parece cansada. Una ciudad común. Un patio que ya no es particular. Poco a poco todos van cerrando sus puertas en un espacio sin sentido. Se convierte en un lugar en donde abandonar cachivaches, en donde crecen hierbajos. Pasa a ser el ‘campo vaccino’ el de las vacas, lugar de encuentro y desencuentro a medio camino entre los barrios de Monti y Trastevere. Allí, para dirimir causas, sobre las basílicas enterradas, vuelas pedradas.

Cuando Miguel Ángel se encarga de adecentar la plaza municipal por excelencia, el Campidoglio, hace que el palacio Senatorio mire hacia la ciudad. Roma da la espalda al pólvo, tierra y huertos que cubrían su antiguo patio. Otros son ahora los intereses. La vida y el tiempo parecían haber engullido casi todo, dejando algunos bocados más duros de digerir.

Foro Romano Arco Septimio Severo

Arco de Septimio Severo en el Foro Romano a inicios del s. XX

El gusto por las antigüedades, una nueva Italia, nuevos imperios. Ahora el foro romano ha pasado de restos y ruinas a lugares que queremos imaginar o recrear.
El patio ha vuelto a ser meta de viajeros de todo el mundo. Queremos escuchar el eco de las viejas conversaciones, admirar cómo ese valle se fue llenando de mármoles y construcciones.
La pleamar de su historia ahora queda descubierta en esta baja marea por la que caminamos.

Si quieres una visita guiada privada en el Foro Romano con tu Guía En Roma no dudes en escribirnos a info@enroma.com

campo vaccino foro roma turner

El Foro Romano visto desde la colina Capitolina, en la zona llamada Monte Caprino. Pintura de JMW Turner.

Poesía de Soren Peñalver contemplando el cuadro de Ramón Gaya: El Foro con lluvia, Roma 1956.

Sobre el parasol de los pinos
sostenedores del cielo, el Arco
de Tito, Il Palatino, la alzada
trinidad columnada, las crecidas
hierbas y Santa Francesca Romana,
renovada desciende la lluvia
-vestal altiva-, y agranda
los ojos que no la esquivan.

Los Foros Imperiales

Destruyendo el antiguo barrio alejandrino durante la época mussoliniana se contruye Via dei Fori Imperiali. Se trata de una gran avenida que separa el foro de Trajano-Augusto de la parte más antigua del Foro Romano.

forum pass entrada foros imperiales foro romano y foros imperiales

El 29/6/2019 es un día muy especial. Día de fiesta en Roma y también para la zona arqueológica de los Foros Imperiales. Por fin, con un único billete, el Forum Pass (16 euros / persona adulta, gratis para los menores de 18 años) podremos visitar el Foro de Trajano, el de Augusto, pasar bajo la Avenida atravesando los sótanos de las antiguas casas del barrio alejandrino y luego adentrarse en el Foro y Palatino. Aquí puedes ver toda la información.

Visita Coliseo Arena, Foro y Palatino

Visita Coliseo Arena, Foro y Palatino

Una visita que EnRoma te ofrece en exclusiva en español. Accede a la Arena por la puerta de los gladiadores y vive esta experiencia única en el Coliseo. Disfruta sin colas y en grupos muy reducidos de la espectacular arena.
5.00 / 9 comentarios
por persona
Visita Coliseo subterráneo, Arena, Foro y Palatino

Visita Coliseo subterráneo, Arena, Foro y Palatino

Una visita que EnRoma te ofrece en exclusiva en español. Desciende a los antiguos espacios subterráneos del Coliseo, bajo la arena para realizar una experiencia única. Disfruta sin colas y en grupos muy reducidos en las entrañas de la Antigua Roma.
4.83 / 60 comentarios
por persona
Los orígenes de Roma (Aventino, Palatino y Foro): Tour Privado

Los orígenes de Roma (Aventino, Palatino y Foro): Tour Privado

Los orígenes de Roma en los lugares de su fundación. Un viaje en el tiempo para descubrir el mito y la historia que nos explican el nacimiento de esta gran ciudad.
4.00 / 1 comentario
a partir de
Oferta Vaticano + Coliseo, Foro y Palatino
Oferta especial

Oferta Vaticano + Coliseo, Foro y Palatino

Reserva ambos tours, Vaticano y Coliseo, con oferta especial y en distintos días para tu comodidad. Entradas sin colas, grupos reducidos y guía en español. Cancelación gratuita. Lo mejor para ti, En Roma, calidad sin intermediarios.
por persona
Visita guiada Coliseo, Foro y Palatino
CANCELACIÓN GRATIS

Visita guiada Coliseo, Foro y Palatino

Reserva nuestro Tour en el interior del Coliseo, Foro y Palatino a un precio imbatible. Guía en español, entradas sin colas y grupos reducidos. Descubre lo extraordinario y la cotidianidad de la Antigua Roma. Cancelación gratuita.
4.78 / 1556 comentarios
por persona
Búsqueda del tesoro Roma Antigua - Tour de grupo

Búsqueda del tesoro Roma Antigua – Tour de grupo

Si vienes de viaje a Roma con tus niños no puedes perderte nuestra Busqueda del Tesoro Roma Antigua en grupo. Una magnífica oportunidad para conocer el Coliseo, el Foro Romano y el Palatino de forma entretenida y educativa formando parte de un grupo reducido (máximo 15 participantes).
5.00 / 2 comentarios
por persona

Santa Maria in Cosmedin

Santa María in Cosmedin es un lugar trasplantado o mejor dicho, injertado. Usando las palabras de Ovidio en su cuarto libro de las Metamorfosis:
«nam mixta duorum
corpora iunguntur, faciesque inducitur illis
una; velut, si quis conducat cortice ramos…»

Sálmacis y Hermafrodito son los que por amor pasan a ser uno, en un sentido tan literal que dejan de ser. Se injertan bajo la corteza en un único tronco y ambos tienen ya un único rostro.

«Amar es un lugar.
Perdura en lo más hondo: es de dónde venimos.
Y también el lugar donde queda la vida.»

(Joan Margarit, Amar es dónde)

Muchos griegos y orientales trajeron hasta Roma el lugar de donde venían. Esta zona, hondo lugar en la que hacer presente un amor,  era ya la ‘schola graeca’. Fue elegida por los representantes del Imperio de Oriente y estaba llena de tradiciones de sabor oriental. Muy cerca, de hecho, se encuentran también varias diaconías. Originariamente eran fundaciones asistenciales instituidas por privados (muchos con encargos militares) o por el emperador oriental con monjes que administraban los regios donativos. Esto explica que desde el Foro Romano hasta el Foro Boario haya tantas iglesias dedicadas a santos orientales. Algunos eran protectores de los soldados (San Adrián, San Teodoro o San Jorge) otros, santos ‘médicos’ como Cosme y Damián. Tras el siglo VI, la Iglesia Romana, desvinculada de la dependencia con Constantinopla, organiza estos centros religiosos ‘orientales’. En la Roma alto medieval continúan a ser lugares en los que asistir a la población, siempre menor y con más necesidades.

santa maria in cosmedin entrada nave

Portal de entrada en Sta. María in Cosmedin

En Santa María in Cosmedin los brillantes colores del hermoso monasterio de Constantinopla se unen al recuerdo de Hércules y a los antiguos espacios dedicados a las gestiones de las mercancías que abastecían la antigua Roma (Statio Annonae). El Kosmidion de las afueras de la capital imperial de oriente encuentra su lugar en Roma. La hermosura de sus colores y formas -el kosmidion, adorno- son una fuente de salud. En oriente era un lugar de ensueño, y también aquí. Es más, un lugar de oniroterapía en el que los santos Cosme y Damián se aparecían en sueños, recetando remedios y aconsejando curas. Lugar de sueños reparadores que curaban el cuerpo para sanar el alma o las almas para recobrar la salud del cuerpo. Límites imprecisos de lo que no está deslindado.

«Neutrumque et utrumque videntur» (Ovidio, Metamorfosis, IV, 378)
Ninguno de los dos y ambos parecen.

El resultado es terrible, un castigo por forzar al querer lo que no es. Así acaban Sálmacis y Hermafrodito, tras la violencia sin límites: indiferenciados, de una igualdad sin separación ni complemento. Por no soportar las distancias, la posibilidad de estar lejos, ambos pierden la ocasión del encuentro, reducidos a una solitaria unidad.

suelo cosmatesco santa maria in cosmedin

En Santa Maria in Cosmedin experimento lo contrario: unidos pero reconocibles. El alzado de las columnas romanas y la horizontalidad del los colorados suelos medievales se unen dando lugar a una realidad nueva en la que vemos sus cuerpos de piedra sin distancia, pero no confundidos. No es el ansia de Sálmacis, instantánea, devoradora, digestiva. Es la cotidiana insistencia del tiempo por reducir a la unidad, lento roce y solapado engarce de los diversos, reconocibles ambos, en este abrazo de Santa Maria in Cosmedin.

Tesoros escondidos en Santa Maria in Cosmedin

ara hercules roma santa maria cosmedin

Muro en tufo del Aniene, reconstrucción del s. II a.C. de la antigua Ara Máxima de Hércules

Cuando en el s. VIII con el papa Adriano I se amplía Santa Maria in Schola graeca, se excava con gran esfuerzo entorno a una gran ara. Una construcción del siglo II a. C que recubre el antiguo altar dedicado a Hércules construido en tiempos del rey Evandro. Ante el muro del Ara se abre una cripta en donde fueron depositados y venerados los cuerpos de varios mártires (Cirila, Hilario, Coronado…), traídos desde catacumbas alejadas de la ciudad y difíciles de proteger.

cripta santa maria cosmedin

Cripta de Adriano I (s.VIII) en Santa Maria in Cosmedin

Desde el año 707 nos visitan los colores, las formas, la hermosa decoración de un mosaico que se encuentra en la sacristía. Actualmente está llena de recuerdos, objetos, libros, reproducciones con la Boca de la Verdad… y contemplando el ir y venir de la gente, la serena ‘Epifanía’. Este mosaico proveniente del oratorio de Juan VII papa de origen griego, hijo de un funcionario bizantino que custodiaba el palacio imperial en el Palatino.

Su serena elegancia nos hacen viajar en el tiempo hacia unos siglos llenos de una belleza con sabor oriental en Roma. Y, al mismo, tiempo, nos acercan al momento en que ese poder de oriente deja paso a una nueva época.

mosaico santa maria cosmedin

Cerca de la entrada de Santa María in Cosmedin, nos espera esta bella representación de la Epifanía. Un mosaico procedente de la antigua basílica constantiniana de San Pedro.

Se trata del momento en que Constantino V, emperador de Oriente, consigue frenar el avance de los árabes y actúa una política iconoclasta. Persigue y manda en exilio numerosos monjes que, junto con el arte y las imágenes fomentan una religiosidad ‘popular’. Para él, para muchos, esas formas serían indignas de la magestad divina, siempre más allá de cualquier color y forma que la contaminen terrenalmente. Algunos de esos monjes se refugian en Italia y en concreto en esta zona ‘griega’ de Roma. De esta forma -el amor es un lugar-, adornan nuevamente con su arte, kosmedion, este lugar.

Poco después el papa Esteban II a mediados del s. VIII hace un sorprendente viaje. Cruza los Alpes para encontrarse con Pipino el Breve. Quiere apoyarse en el rey de los francos para luchar contra Astolfo, rey Longobardo que se había apoderado de Roma y del Exarcado de Ravenna. Pipino el Breve, tras recibir del papa la unción como rey, vence a los longobardos. Ahora bien, en vez de restituir el Exercado a Constantino V se lo ofrece al Papa que, desde entonces, tendrá su poder temporal en estos lares.

santa maria in cosmedin foro boario

Puente roto sobre el Tíber, cloaca Máxima y Foro Boario con el campanario de Santa Maria in Cosmedin

Curiosas e interesantes formas de la historia. Ella tiene un cuerpo en el que se funden tantas otras historias resultando así un ‘hermafrodito’. Pecho de oriente y espalda de occidente unidos en el ombligo de esta penísula. Pies hercúleos y mejillas coloradas de emperatriz bizantina. En piel clara y franca o largas barbas, se nos muestra el rostro de quien tiene en mano dos llaves.

Los 34 metros de altura de su campanario románico, son un mástil junto al Tíber. Su campana tiene un sonido inconfundible que alegra el Foro Boario desde el 1289 o nos avisa alarmada. Entre las brumas su voz nos descubre las aguas de este río en el que al bañarnos también nosotros sufrimos la pasión de la ninfa. Aquí, mis manos, mi rostro, pueden ser los de Pedro Martínez de Luna, un ‘papa del mar’. O los de Pietro Francesco, el último papa Orsini. El primero fue cardenal de esta iglesia en el s. XV y quiso llamarse Benedicto XIII. El segundo, dejó aquí una maravillosa urna antigua como pila bautismal, y tras una indecisión inicial -empezó llamándose Benedicto XIV- también él fue Benedicto XIII. Un nombre que quiere ser tan propio que recurre a la unidad numérica aquí lo descubro hermafrodito de dos cuerpos incluso de tiempos inconciliables.

santa maria cosmedin

Nave central de Santa Maria in Cosmedin tras las reformas de finales del s. XIX y siglo XX

Sólo lo que se puede separar, lo diverso, puede unirse, compenetrarse, sin confundirse. En Santa Maria in Cosmedin me asomo al riesgo de confundirme en Roma. Sentado en su nave he escuchado a las sirenas. Me levanto y me alejo como el présbite para distinguir cada letra, cada miembro. Mis yemas pueden entonces recobrar el límite acariciando alegres su columna y luego salgo.

hermafrodito museos de Roma

Hermafrodito en el Museo Nazionale Romano de Palazzo Massimo alle Terme (Roma)

Entradas Coliseo por libre

¿Te gustaría viajar a Roma y una vez allí encontarte con una estancia tranquila a la hora de conocerla? Sigue leyendo…

Existen diferentes posibilidades, cuando se viaja a Roma, en el momento de comprar tickets para la entrada a los monumentos más importantes. A continuación te explicaré las diferentes opciones que existen.

Tour Coliseo, Foro y Palatino

Reserva entradas Coliseo

Con un coste un poco superior a las entradas podrás reservar un tour con guía en castellano, siempre sin colas:

Tour Coliseo, Foro Romano y Palatino

Visita guiada Coliseo, Foro y Palatino
CANCELACIÓN GRATIS

Visita guiada Coliseo, Foro y Palatino

Reserva nuestro Tour en el interior del Coliseo, Foro y Palatino a un precio imbatible. Guía en español, entradas sin
4.78 / 1556 comentarios
por persona

También podéis encontrar las entradas por libre en la página de la taquilla del Coliseo, Foro y Palatino en https://www.coopculture.it/colosseo-e-shop.cfm Está en italiano e inglés y es una página compleja para la navegación pues está dedicada también a muchos otros monumentos gestinados por esta sociedad.

Una entrada normal en el Coliseo te costará 12,00 €. Una reducida 7,50 €. Pero tienen una cuota de reserva de 2,00 €.

Otra alternativa es ir directamente a las taquillas físicas del Coliseo (hay cuatro), donde te ahorrarás esos 2,00 €. Si no te gusta hacer colas, puedes ir a las 08:30h que es la hora de apertura, y comenzar el día de una manera totalmente distinta a lo habitual. Advertir también que hay vendedores ambulantes, que venden entradas de estas atracciones turístcias, pero de los cuales no hay que fiarse…

Entradas Coliseo y visita guiada, todo en uno

visita coliseo

Existen, además, diferentes páginas relacionadas con el turismo y actividades/visitas en Roma que te ofrecen también la posibilidad de comprar entradas tanto libres (sin guía), como tours guiados bastante completos. Estos tours resultan una buena opción a la hora de disfrutar del área arqueológica del Coliseo, de su historia, monumentos, arte con las explicaciones de un guía y sin tener que preocuparte de nada.

Por ejemplo, con nosotros, tu Guía En Roma puedes consultar toda la información preparada para personas que viajan a Roma. Te ofrecemos diferentes tours guiados, que harán que disfrutes de la ciudad eterna y te marches con muy buen sabor de boca.

También podéis comprar billetes sin visita guiada en otras páginas en las que encontraréis un sistema de compra de entradas para el Coliseo. Son webs fáciles de usar, en castellano y que te ofrecen entradas con un pequeño sobreprecio:

RESERVA ONLINE DE ENTRADAS SIN COLAS

Otra opción para conseguir tu entrada en el Coliseo, Foro Romano y Palatino en forma gratuita te la ofrecen las mismas instituciones. De hecho, el primer domingo de cada mes la entrada es gratis. Pero quizás no sea la mejor opción, ya que os encontraréis con enormes colas.

infografia tour coliseo

Espero que os haya servido de ayuda toda esta información y disfrutéis de un viaje maravilloso en esta ciudad hermosamente compleja.

Imaginar con palabras de aire, piedra y color

Cada uno de los lugares que visito en Roma pueden acercarte: los tenemos en común, incluso con quien ya no está en el tiempo. Cada uno de los lugares se extiende hasta hacerse un camino.

Si “la filosofía es la razón compadecida de la condición desvalida del hombre” estos lugares son rincones en los que el corazón nos hace experimentar con la memoria que la historia nos cubre. No estamos desamparados cuando en cada esquina vemos en piedra y formas el cuerpo de tantas vidas que son el presente de la historia.

foro palatino

Descubriendo con ojos nuevos el Foro durante nuestra Visita Coliseo

No es necesario pretender todo sino sólo aquello de que somos capaces. Vado pequeño pero colmo. Quizás va perdiendo, quizás no sea agua purísima, pero es una corriente viva.

Tampoco es necesario que nos encontremos con finales felices o con historias donde el bien resplandece como única realidad. No por ello desesperaremos negando el bien como algo que no existe. Aquí nos encontramos con personas que nos consuelan por la vida que han transmitido, por uno o cien matices que han sabido ver y contar en las más diversas formas. Ninguna es exhaustiva, pero son, nos acercan y dan motivos para seguir, para compartir y acrecentar la creación que va más allá de nuestra naturaleza, de nuestras fuerzas. Roma consuela porque sabe haber vivido, el tiempo de una vida, y ser abuela: avus y aevum.

Estar y sentir

Tocar estos lugares, entrar en el espacio de sus historias nos hace trascender nuestras fuerzas. Gratos, podemos apropiarnos de los triunfos que otros nos conquistaron para hacernos partícipes de sus esfuerzos, encadenados, al querer, a otros caminantes. Podemos pecar, equivocar el blanco, siendo guías ciegos. Podemos dejar cadenas y senderos para embriagarnos de la libertad que así se demuestra. Sin embargo, yo no renunciaría a llegar a una cumbre, a ese momento en que pasas a ser el cabo de la soga, el último eslabón. No renunciaría a los pasos hechos, a los países y regiones exploradas por otros, a las miserias o grandezas que nos quedan ante los ojos.

En Roma todo esto, miserablemente grandioso, se nos hace tan visible y palpable que se hace grito. A veces, bullicio ininteligible. Aquí no se renuncia a nada de lo que es humano. Todo lo encontramos sin que falte nada.

frescos Rafael Academia Vaticano

Escuela de Atenas de Rafael y nosotros en ella, durante nuestra Visita Vaticano

De hecho, aquí podemos contemplar incluso el juicio y condena a lo que fue. La resumación de la momia de un papa muerto que se sienta en el tribunal de los vivos para, mudo, dar la lección del tiempo. Mientras tanto, el correr de la corriente del Tiber se llevará sus palabras de hueso y ceniza. Incluso este sinsentido de la locura que quiere ir contra el tiempo en nombre de la verdad absoluta (suelta), sin soga ni sendero, encuentra un lugar para ser recordado.

foro romano tabularium

Foro Romano visto desde el Tabularium

Todo encuentra en Roma un posible lugar, una palabra que lo ha pronunciado y que espía, estremecida de miedo y emoción. Esta ciudad de mundo, y nosotros con ella, es demasiado para estar contenida en cualquier palabra. Roma es un trazo, un escalofrío que se repite sin cansancio por iguales o distintos motivos, no importa, siempre nuevo como sensación que no deja de tener efecto. ¿Lo habéis notado?

Planes especiales en Roma… las entrañas del Coliseo

Me imagino los momentos previos al combate, los nervios, el miedo… Nada menos que 55.000 personas gritando enfervorecidas, deseando presenciar el sangriento espectáculo que tendría lugar en el Coliseo Romano.

¿Quieres saber lo que sentían los gladiadores antes de saltar a la arena? Si la respuesta es sí, no te puedes perder esta exclusiva visita a los subterráneos del Anfiteatro Flavio. Uno de los planes especiales En Roma que te proponemos en exclusiva con visita en español.

En las entrañas de la Antigua Roma

El Coliseo con subterráneos, Foro y Palatino

Visita Coliseo subterráneo, Arena, Foro y Palatino

Visita Coliseo subterráneo, Arena, Foro y Palatino

Una visita que EnRoma te ofrece en exclusiva en español. Desciende a los antiguos espacios subterráneos del Coliseo, bajo la arena para realizar una experiencia única. Disfruta sin colas y en grupos muy reducidos en las entrañas de la Antigua Roma.
4.83 / 60 comentarios
por persona

Esta experiencia, inédita para la mayoría de los visitantes, es una forma muy especial de realizar una visita al Coliseo. De hecho, te permitirá hacerte una idea de cómo sería un día como protagonista en los ‘munera’ en el monumento más famoso de Roma.

Además, podrás ver zonas que en una visita convencional no son visitables. Por ejemplo, la reconstrucción de una parte de la arena y los sótanos donde estaban ubicadas las fieras, los gladiadores y los prisioneros.

Tour Coliseo Subterráneo planes especiales en Roma

Emociones de una Visita en los Subterráneos del Coliseo

Bajando a los subterráneos del gran anfiteatro de Roma, pasearás entre las estancias en las que los gladiadores se preparaban. Visitarás las mazmorras donde pasaban sus últimos momentos tanto bestias como los condenados a muerte. Recorrerás los pasadizos que transitaban los esclavos para llevar a cabo su trabajo, sin que los espectadores se dieran cuenta de nada. Mientras que, desde la arena reconstruida, podrás disfrutar de una vista única y te asombrarás ante la inmesidad de las gradas. Adéntrate en las entrañas del Coliseo y te sentirás como Máximo Décimo Meridio en Gladiator.

planes especiales en Roma

Durante este tour los guías de EnRoma te desvelarán los secretos, las ubicaciones de los protagonistas y las claves para entender cómo se desarrollaban estos combates entre gladiadores. Además, podrás ver de cerca los túneles, los montacargas de acceso y la arena donde todo tenía lugar… Dos mil años después, todavía podrás oír los gritos y oler el miedo que debieron sentir estas personas.

Te recomiendo encarecidamente que hagas esta visita guiada a los subterráneos del Coliseo. En ella, descubrirás muchas cosas que probablemente desconocías. Entre ellas, la sofisticada escenografía que permitía inundar estos espacios y celebrar las batallas navales.

coliseo fieras

Imágenes del espectáculo Sangre y Arena que se realiza en italiano e inglés los jueves y viernes del verano por la noche

Espacios y estructuras que se basan en un producto de alta tecnología: el ladrillo romano. De hecho, hacían falta semanas para obtenerlo pero sus características hacían posible estas maravillas. Toda la estructura interna del Coliseo y de sus subterráneos está íntegramente hecha a base de ladrillos. El mármol, por el contrario, se reservaba para la parte exterior y los asientos. Y pensar en la calidad de esos materiales soportando tantos avatares… ¡Una pasada! Pero no te hago más spoilers, para que te sorprendas si decides realizarla.

Mucho más que una visita al Coliseo…

Si tienes interés en saber más no dudes en contratar esta extraordinaria experiencia. Incluso si vas con niños, porque nuestros guías hacen la visita muy amena para ellos. No te defraudará.

No sólo disfrutarás de una vista inmejorable del Coliseo sino también en la zona del Foro Romano y Palatino. Sentirás como los lugares y las palabras te transportan a otra época: tantos años de historia y tantas historias resumidos en esta zona. Y es que, ¿qué mejor forma hay para conocer bien un monumento que adentrándote en su mismo corazón?

Tour Ferrari Roma

Tour Ferrari Roma

Reserva online un Tour Privado en Ferrari por Roma. La forma más exclusiva de conocer Roma en el coche mito italiano.
por persona

Dos mundos, viajes al más allá.

Visitar el Vaticano y Coliseo en dos días separados es el consejo que me atrevo a daros.

Naturalmente, cada uno tiene sus tiempos y sus exigencias. Sin embargo, para disfrutar de ambos mundos creo que una noche por medio es fundamental. El tiempo es un puente necesario para que las imágenes se traspasen de la retina a los sueños, a la imaginación y la memoria. Un tiempo de calidad, sin medir lo que pasa, sino las ocasiones y encuentros.

En efecto, en estas visitas no sólo veréis multitud de lugares, formas y colores. Estos, además, te llevarán a una realidad que va más allá. Son palabras lanzadas hace siglos que en el encuentro contigo, sublimadas en la voz de un guía, reviven.

Cada una de estas visitas es un auténtico viaje. Por ejemplo, tras entrar en los Museos Vaticanos, la escalera del arquitecto Momo os introducirá en una esperial que asciende o desciende. Rampas que sin cruzarse parecen complementarse haciendo un juego. Como si los Museos Vaticanos fueran un pozo maravilloso de San Patricio que sube hacia lo alto. Caes hacia arriba en un torbellino de formas.

visita el vaticano y coliseo en dos días

Durante nuestro tour Museos Vaticanos en el Patio de la Pinacoteca

Un águila nos lleva como en una apoteosis hasta una visión estupenda de la cúpula de San Pedro desde los jardines vaticanos. Luego, volvemos a caer convertidos en una gigantesca piña entre pavos reales que reflejan el arcoiris a nuestro paso. Tocamos tierra, la piel ocre de Roma y entramos en las venas de estos Museos. Llegamos a desear que nuestra carne se refleje en la preciosa perfección de tantos cuerpos de piedra. Sería lo más parecido que tenemos a la eternidad. De esta forma, aquí, al alcance de la mano, tenemos algo que va más allá de todos nosotros.

Sin correr, sin la cita obligada para saltar a la otra dimensión de Roma entorno al Coliseo, dejamos la basílica de San Pedro. Ha concluido este tiempo pero la experiencia, las impresiones y la memoria necesitan decantarse. Pasos en calma y miradas recogidas.

Tour Museos Vaticanos y San Pedro

Visita guiada Vaticano: Tour Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y San Pedro
CANCELACIÓN GRATIS

Visita guiada Vaticano: Tour Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y San Pedro

Reserva el mejor Tour Vaticano para sentirte en el país de las maravillas. Visita Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y San Pedro al mejor precio con guía oficial en español y sin hacer colas.
4.74 / 1395 comentarios
por persona

Visitar el Vaticano y Coliseo en dos días… otro tiempo más cómodo

«Pero quédese esto aquí para otro tiempo más cómodo, y vamos a buscar adonde recogernos esta noche» (cap. XXIV Don Quijote de la Mancha).

Y tras un sueño reparador y sin grandes sacrificios para madrugar, podrás participar en nuestro tour Coliseo, Foro Romano y Palatino. Lugares que esperan tu visita para seguir estremeciéndose en tu piel. Y de la piel erizada a las entrañas, en el meollo del Coliseo, la Arena y Subterráneos.

La emoción de encontrarnos con las huellas de un mundo tan cercano y al mismo tiempo tan distinto, será un gran descubrimiento.

Regia foro romano

Zona de la Antigua Regia en el Foro romano

En esta representación nuestros guías os llevarán por el mismo escenario que vio como actores a los protagonistas de la Antigua Roma. Gentes de todo tipo que formaron el mito de uno de los imperios más importantes de la historia.

Y no sólo contemplar cómo fueron los hechos a través de los lugares sino cómo lo han leído e intrepretado a lo largo de la historia. Por ejemplo, Jordi Nogués en su libro Colosseum, nos ilustra los años anteriores a la inauguración bajo el emperador Tito. Y así, con tantas visiones, tantos detalles, tantas palabras en los que cada uno va aportando su imagen, reconstruimos esta Roma… ¡en tres horas! Pero podría ser eterna. Podríamos seguir mil ramales de historias en cada uno de sus personajes o perdernos en las profundidades de la vida cotidiana. El arte de contar que deja, como el buen café, el gusto de más.

En efecto, son 3 horas que luego hacen revivir siglos, que se mantienen vivas, activas en la imaginación durante una vida.

Por todo ello, por la fuerza de estas experiencias que nos llevan en volandas con viajes más allá del tiempo y los lugares, os aconsejo precisamente tiempo. La calma, el lapso de dejar una noche de por medio. Al menos, para poder soñar.