Blog En Roma

Tu guía de Roma, En Roma

¡A casa! Volver a casa. ¡Domi! Es el grito latino que se eleva alrededor de los Arcos de Triunfo de Roma. Son hermosas puertas que permanencen siempre abiertas para acoger a los que regresan trayendo victorias, riquezas, poder.

En las derrotas se entra a hurtadillas y Roma parece avergonzarse de quien vuelve. El triunfo significaba cerrar las puertas del templo de Jano y abrir esta puerta a la esperanza de un futuro mejor basado sobre el dominio y la guerra. Los Arcos de Triunfo no son el templo de la Concordia, son lugares de paso, de admiración, pero no lugares en los que quedarse, en los que vivir o que sirvan para algo.

Volver a Roma y desfilar tras arriesgar la vida en cualquier odisea que nos toque. Recoger el homenaje de quien se ha quedado, una puerta monumental, adornada, como una guirlanda que se nos pone encima. Y un yugo.

Arco de Constantino descuentos en roma
Arcos de Triunfo

Arco de Constantino

Junto al Coliseo se alza esta triple puerta, llena de obras de arte que recuerdan los tiempos gloriosos del imperio. Ella inaugura una nueva época en la que Roma dejará su lugar a Constantinopla pero sin quedar abandonada por la historia. Modelo arquitectónico para imaginar futuros triunfos.

Arco de Tito
Arcos de Triunfo

Arco de Tito

Sobre la via Sacra, entre el Palatino y la Velia, dominando el valle del Foro se alza el Arco de Tito. Triunfos que suponen guerras y destrucción para luego construir estas memorias en Roma. No se hacen las guerras por los Arcos pero ellos son sus testigos.

arco septimio severo
Arcos de Triunfo

Arco de Septimio Severo

Una victoria contra los partos que viene inmortalada en un monumento impresionante: el arco de Septimio Severo. El arco nos narra la victoria del nuevo emperador Septimio Severo que, con destrucción y saqueos, busca reafirmar la fuerza de Roma.

arcos del triunfo en roma
Arcos de Triunfo

Los Arcos del triunfo en Roma

Pasar por debajo de los Arcos del triunfo es una corona de victoria permanente y un reconocimiento de estar cobijado en ella. Ella es otra entrada para los que llegan y una puerta sin más utilidad que el recordarnos, al caminar, los grandes momentos que jalonan la historia.

Explore nuestro blog

Encuentranos en Facebook