Palacio Barberini

barberini_borromini

Este edificio es uno de los más significativos del período barroco, fue iniciado en 1625 por Carlo Maderno ayudado por Borromini, y fue terminado en 1633 por el gran Bernini.

Los curiosos del cinema seguramente estarían fascinados pues este palacio aparece en la película de Roman Holiday con Audrey Hepburn.

La fachada exterior fue usada para retratar la Embajada de la Princesa. (Via delle Quattro Fontane, 13).